Alberto Fernández se refirió a la vacunación tras la carta enviada por Nicolini sobre las Sputnik V

Alberto Fernández se refirió a la vacunación tras la carta enviada por Nicolini sobre las Sputnik V

"Ahí está la puerta de salida, está acá nomás. No está tan lejos. Cuando crucemos esa puerta y la mayoría estén vacunados, ahí volveremos a nuestra vida”, dijo Alberto Fernández al hablar de la vacunación en Argentina, en el marco de la revelación de la carta enviada por Cecilia Nicolini a Rusia.

MDZ Política

MDZ Política

El presidente Alberto Fernández participó de un acto en la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ), en Florencio Varela, donde allí anunció la ampliación de las becas "Manuel Belgrano". Allí, aprovechó la ocasión para hablar de la situación del país en torno a la actual campaña de vacunación, lo cual se dio luego de la polémica carta de Cecilia Nicolini dirigida hacia Rusia.

Durante su exposición, el mandatario hizo referencia al "esfuerzo que hizo el Gobierno nacional al traer vacunas de todos lados" y celebró que hoy "el 50 por ciento de los argentinos están vacunados" con la primera dosis contra el coronavirus. También, añadió: “Sabemos que este proceso de vacunación que estamos viviendo es como voltear el muro y encontrar la luz del otro lado. Ahí está la puerta de salida, está acá nomás. No está tan lejos. Cuando crucemos esa puerta y la mayoría estén vacunados, ahí volveremos a nuestra vida”.

Crece la preocupación por el intervalo entre la aplicación de los componentes de la vacuna Sputnik V.

Lo dicho por Fernández se da en un contexto de tensión por la falta de segundas dosis de la vacuna Sputnik V, ya que sucedió el mismo día que salió a luz la carta enviada por la asesora presidencial, Cecilia Nicolini. El escrito revelado indica que "estamos en una situación crítica", en referencia a los problemas de arribo del componente dos de la vacuna rusa.

Asimismo, añade que "necesitamos urgente el componente dos" y que el presidente Alberto Fernández habilitó las negociaciones con laboratorios de Estados Unidos. De esta manera sugiere que es consecuencia de  las demoras por parte del Instituto Gamaleya de Rusia en la certificación de los inoculantes fabricados en Argentina por el laboratorio Richmond.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?