El Gobierno volvió a prorrogar por decreto la Ley de Biocombustibles

El Gobierno volvió a prorrogar por decreto la Ley de Biocombustibles

Mientras en el Congreso se discute un proyecto impulsado por Máximo Kirchner para modificar el régimen de biocombustibles, el Gobierno nacional prorrogó nuevamente por decreto la ley actual hasta el 27 de agosto próximo o se apruebe antes la iniciativa que hoy cuenta con media sanción en Diputados.

MDZ Política

MDZ Política

Mientras en el Congreso se discute un proyecto impulsado por Máximo Kirchner para modificar el régimen de biocombustibles, el Gobierno nacional prorrogó nuevamente por decreto la ley actual hasta el 27 de agosto próximo o hasta que se apruebe la iniciativa que hoy cuenta con media sanción en Diputados.

"Extiéndese la vigencia del Régimen de Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles establecido por la Ley Nº 26.093 hasta el 27 de agosto de 2021 o hasta que entre en vigencia un nuevo 'Marco Regulatorio de Biocombustibles', lo que ocurra primero", establece el DNU 456/2021 firmado por el presidente Alberto Fernández y publicado este martes en el Boletín Oficial.

Se trata de la segunda prórroga que el Ejecutivo a cargo de Fernández fija para la ley, ya que el 8 de mayo pasado el presidente había firmado el Decreto 322 que extendió la vigencia de la norma hasta ayer, que venció el plazo.

En los argumentos, quedó establecido que la extensión obedece a facilitar las garantías del debate parlamentario "sin afectar las distintas etapas que integran la cadena de valor del régimen en cuestión".

Cabe recordar que el 2 de julio pasado, Diputados dio media sanción al proyecto de ley presentado por el titular del Frente de Todos en la cámara baja, Máximo Kirchner, que contó con la aprobación del oficialismo y sus aliados y el rechazo de Juntos por el Cambio, Consenso Federal y la izquierda.

Dicha iniciativa que propone un nuevo marco regulatorio fija un corte del 5% para el gasoil y el biodiesel y del 12% entre las naftas y bioetanol, lo que implicará una reducción del primero y un aumento del segundo. A su vez, también se otorga mayores capacidades a la Secretaría de Energía para definir los futuros porcentajes de corte en función de la demanda, la balanza comercial, las inversiones en las economías regionales y los factores ambientales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?