María Eugenia Vidal jugará en CABA sin bajar su sueño presidencial

María Eugenia Vidal jugará en CABA sin bajar su sueño presidencial

María Eugenia Vidal está decidida a volver a la Ciudad de Buenos Aires y presentarse como candidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio, a pesar de la difícil competencia contra Patricia Bullrich. Y además mantendría vigente su aspiración presidencial en 2023.

Beto Valdez

Beto Valdez

La ex gobernadora María Eugenia Vidal ya decidió aceptar el ofrecimiento de Horacio Rodríguez Larreta para encabezar la lista de diputados nacionales de Juntos por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires, según fuentes inobjetables. Si bien sus voceros que la acompañan en la gira por los Estados Unidos relativizan la información, lo cierto es que en la calle Uspallata, sede del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, dan por confirmada su postulación

El dato de la aceptación de Vidal se da en un momento de suma tensión dentro del PRO por las candidaturas en el distrito porteño y en la provincia de Buenos Aires. Hay mucho malestar entre los intendentes de esa fuerza y el resto de la coalición con la ex gobernadora por no consultar su movida con ellos y dejarles una crisis con el desembarco de Diego Santilli y la resistencia de Jorge Macri. “Es imperdonable cómo está chica que siempre la fue de Heidi nos genere este despelote en una situación óptima para enfrentar al oficialismo”, dice con enojo un jefe comunal del PRO. Incluso, anticipa que los vidalistas no tendrán espacio en las listas, al igual que Emilio Monzó, resistido por los alcaldes.

         
Volviendo a Vidal, la información que circula indica que ella está a dispuesta a aceptar la candidatura en Capital y competir contra Patricia Bullrich, sin renunciar a sus aspiraciones presidenciales. Concretamente, María Eugenia cumpliría con la misión que le asigna Horacio Rodríguez Larreta, quien busca posicionar a dos figuras propias en los dos distritos más estratégicos para derrotar a Mauricio Macri y a sus “halcones”, entre ellos la presidenta del PRO.

Mientas tanto, Bullrich y el intendente Macri siguen resistiendo y se muestran dispuestos a mantener sus candidaturas, pese a la fuerte ofensiva del Jefe de Gobierno porteño. “Horacio está dispuesto a jugar a fondo porque ahora se empieza a jugar el 23”, dicen sus allegados. De todas formas, los pronósticos sobre las eventuales competencias en CABA y provincia de Buenos Aires muestran cierta paridad. Tampoco se sabe a ciencia cierta si los radicales logran convencer a Facundo Manes para que se meta de lleno en esa PASO, movida que podría alterar la relación de fuerzas. El PRO no puede darse el lujo de llevar dos candidatos si juega uno de la UCR porque dividirían el voto.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?