El dirigente camporista en ascenso que seduce a Máximo Kirchner

El dirigente camporista en ascenso que seduce a Máximo Kirchner

Se trata del presidente del bloque de diputados del FTD de la provincia de Buenos Aires, Facundo Tignanelli. Oriundo de La Matanza y con aspiraciones de ser intendentes de ese populoso distrito. Tiene inserción territorial en la Tercera Sección Electoral y es uno de los preferidos de Máximo.

Beto Valdez

Beto Valdez

Silenciosamente y con un perfil poco mediático, Facundo Tignanelli viene ocupando un espacio estratégico en el armado de La Cámpora en el Gran Buenos Aires, sobre todo en la Tercera Sección Electoral, Además, ahí la agrupación tiene más de cuatro mil militantes divididos en 19 distritos, desde La Matanza hasta Punta Indio y desde Lobos hasta Quilmes. Se ocupa de esa tarea territorial en la región más importante de la provincia de Buenos Aires en términos políticos y de densidad poblacional, donde viven más de cuatro millones y medio de electores. Una figura poco instalada pero que ha crecido en base a que se fue ganando la confianza de Máximo Kirchner.

Tignanelli, oriundo de La Matanza, es diputado provincial en representación de la Tercera Sección. Es el responsable de Organización de La Cámpora bonaerense y viene de desempeñarse en la última gestión de kirchnerista como subsecretario de la Juventud, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.  Vive en el barrio Loma del Millón en Ramos Mejía y fue elegido por Máximo para presidir el bloque de diputados provinciales del Frente de Todos.

Reconoce que sus cuatro abuelos fueron peronistas y que uno de ellos tenía una unidad básica a muy pocas cuadras de su casa. Entro a la Legislatura por Unidad Ciudadana en 2017, debe renovar su banca este año. “En la orga hoy todo pasa por Máximo y Wado De Pedro, sobre todo los asuntos del Gran Buenos Aires, las segundas y terceras líneas no tienen tanto protagonismo”, dice un puntero con mucho conocimiento del funcionamiento del camporismo.

En este contexto –agrega un intendente K- “Tignanelli logró crecer y seducir a Maxi gracias a su activa militancia y lentamente fue eclipsando al Cuervo Larroque, quien fue inicialmente su padrino político”. El hijo de la vicepresidenta lo ve como futuro intendente de La Matanza, aunque sabe que el objetivo no será fácil en el 23 porque Fernando Espinoza puede aspirar a un nuevo mandato y cuenta con un aparato difícil de vencer. Por las dudas, en octubre del año pasado fue a visitar al padre Tano Angelotti, víctima de un “apriete” narco, a la localidad matancera de Puerta de Hierro y se hizo acompañar por Tignanelli, mojándole la oreja al jefe comunal.

La construcción política del presidente del bloque de diputados provinciales del FTD también se basa en el rol de su hermano Juan Manuel, de larga militancia en el Sindicato de Empleados de la ex Caja de Subsidios Familiares para el Personal de la Industria (SECASFI), el gremio K de los trabajadores de la ANSES. Fernanda Raverta lo nombró como coordinador del programa integrador de ese organismo, además de influir en las delegaciones (UDAI) de La Matanza. También son aliados del jefe de SECASFI y diputado nacional, Carlos Ortega, integrante de la Corriente Federal de los Trabajadores, expresión K del sindicalismo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?