No pagues algunos impuestos, hacé juicio: siempre algo vas a ganar

No pagues algunos impuestos, hacé juicio: siempre algo vas a ganar

Siempre hay una instancia en la que no pagar termina favoreciendo a los deudores, o una posibilidad de litigar sin razón aparente.

MDZ Política

MDZ Política

Ya a fines del año pasado , el conocido economista Carlos Melconian, presidente del Banco Nación durante la gestión de Juntos por el Cambio, comenzó a referirse a la Argentina en lo que atañe a la economía y a su gestión como “Berretalandia”. Berreta significa “de mala calidad, mal hecho”.

Esto es lo que se traduce gestión a gestión por las distintas autoridades con la economía en nuestro país. Para seguir el camino de lo berreta, está en discusión enfervorizada en Mendoza el aumento al Impuesto Automotor y al Impuesto Inmobiliario. Todo indica que se va a retroceder para aliviar lo que sobre algunos vehículos o propiedades se convertía en una suma exhorbitante e impagable. Pero no es esto el centro de atención de esta nota. Es la condonación de todas las deudas de estos impuestos correspondientes al periodo fiscal 2015 y anteriores. Adelante, ¡Berretalandia!

El que pagó, queda como casi siempre, equiparado a un ingenuo y poco adecuado a Berretalandia, por usar palabras correctas. ¡No debía haber pagado! Si siempre va a encontrar una moratoria a medida donde termina pagando casi nada, porque la inflación ayuda a licuar su pago o una condonación total como en esta oportunidad.  Adelante, ¡ciudadanos de primera de Berretalandia! 

Otra vez triunfaron. Que tomen nota los “ilusos cumplidores”. También hay otra instancia en nuestro amado país del curro, que habilitan las leyes laborales y numerosos tribunales( jueces) de ese fuero. Hay que hacer juicios laborales por diversas causas y por montos elevados. Como no hay costas por litigar, lo peor que puede pasar es no tener ningún costo y  obtener un monto menor al solicitado en las instancias conciliatorias. Sino hubiera conciliación, en la mayoría de los casos va a haber sentencias favorables y en algunas instancias por montos impagables para negocios o empresas pymes. Otro camino corto y potable para que varios argentinos sigan adelante en la Argentina “mas previsible”.

No pagues, litigá, que siempre va a haber moratoria, condonación, o alguna sentencia a la carta.

Adelante, ¡Berretalandia! Así nos va.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?