Indicios preocupantes de la economía en el inicio del año

Indicios preocupantes de la economía en el inicio del año

La suba de los combustibles, la presión sobre los precios y la incertidumbre generan problemas en la economía al inicio del año.

MDZ Política

MDZ Política

Luego de un mes de iniciado el año 2021 los combustibles aumentaron un 10%. Es conocido cómo impacta en los precios y por ende en la inflación el valor de la nafta y el gasoil. El porcentaje de aumento que hubo en enero se siente en la inflación que preanuncian las consultoras económicas para ese mes; que rondará el 4%.

El mayor precio de los combustibles no se traslada a las arcas de YPF, que está atravesando una de sus mayores crisis. Con dificultades para cubrir sus costos fijos, sin inversión y con un nuevo rechazo de fondos importantes a la reestructuración de su deuda, el clima diario es febril y de incertidumbre.

Panorama preocupante para la empresa pública más importante del país. Con una proyección inflacionaria que supera, prácticamente por el doble, la estimación prevista en el presupuesto, los dirigentes gremiales más representativos, han comenzado a increpar al secretario general de la CGT, Héctor Daer, en relación a su vínculo con el presidente Alberto Fernández y a la idea del gobierno en poner un límite máximo de incremento salarial a las paritarias alrededor del 30%. De concretarse, los asalariados podrían perder más del 10% frente a la inflación.

 El salarial es otro posible frente de conflicto económico en ciernes que podría avivar el fuego inflacionario. En paralelo, la demora en recibir las vacunas, luego del fallido anuncio del presidente, sumado a la dificultad mundial en la provisión de ellas, por su escasez ante la demanda global, generan dificultades adicionales a la necesaria y deseada por el gobierno, recuperación económica.

La contagiosidad del virus está amesetada en una cifra elevada pese a la estacionalidad y ello no permite una apertura más amplia de la actividad económica y su consecuente efecto negativo, menos crecimiento y mayor necesidad de ayuda estatal. Si le sumamos las tarifas de servicios públicos sin aumento, lo que asegura una presión insostenible a futuro y falta de inversión de las empresas proveedoras, más los precios máximos en numerosos productos que ya están reflejando desabastecimiento de los mismos en las góndolas de supermercados importantes, reflejan un deja vu de difíciles tiempos y situaciones ya vividos.

En unos meses se agregará la tensión del periodo preelectoral, lo que podría agregar más regulación económica, sostenimiento y hasta aumento del gasto social y prolongación del cepo cambiario.

El escenario descripto asegura falta de inversión y por ende escasa generación de empleo genuino. Análisis de algunos devenires de la economía que agregan tensión a la continuidad de las serias dificultades que conlleva la pandemia persistente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?