Buenos Aires

La insólita movida de los Barones del Gran Buenos Aires a la que se opone Máximo Kirchner

Los intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires quieren impulsar una ley para modificar la prohibición a aspirar a un nuevo periodo de Gobierno, un objetivo complicado. Pero ya encontraron un resquicio legal: pedir licencia y no completar el mandato para poder volver a competir en el 23.

Beto Valdez
Beto Valdez martes, 5 de octubre de 2021 · 07:00 hs
La insólita movida de los Barones del Gran Buenos Aires a la que se opone Máximo Kirchner
Foto: Gentileza Fabian Rodriguez

Luego de la derrota del Frente de Todos en las PASO los intendentes de la Provincia de Buenos Aires han vuelto a la carga con el intento de lograr ser habilitados para una nueva reelección en el 2023. Las alternativas que manejan son varios, pero muchos empiezan a inclinarse por la más sencilla: pedir licencia el 10 de diciembre hasta el final de sus actuales mandatos.

El principal opositor a esa movida de los jefes comunales era Máximo Kirchner porque venía regando de candidatos camporistas gran parte del conurbano, con el objetivo de quedarse con esas sillas que supuestamente quedaría vacantes dentro de dos años. Pero el mal momento del presidente del bloque de diputados del FDT y también de La Cámpora ha envalentonado a los alcaldes peronistas que siempre lo miraron con recelo.

Tal como lo adelantó Mariano Pérez de Eulate la semana pasada en el diario El Día de La Plata, un grupo de diputados provinciales peronistas que responden a los intendentes del interior bonaerense viene elaborando un proyecto de ley que busca retomar el esquema de reelecciones indefinidas sólo para los titulares de municipios. Los alcaldes se sienten fortalecidos por el desembarco de Martín Insaurralde como jefe de Gabinete de Axel Kicillof.

Martín Insaurralde es el jefe de Gabinete de Axel Kicillof.

El nuevo esquema en la Gobernación es una clara avanzada de los Barones del GBA, quienes también apuntan a su propio proyecto, pero menos audaz. Sólo intentarían ser habilitados para un nuevo periodo de Gobierno. En ambos casos podría ser complicado que la Legislatura bonaerense terminara modificando el espíritu de la ley que fue impulsada por María Eugenia Vidal durante su gestión como Gobernadora con el apoyo férreo de Sergio Massa.

Ante esas dudas los alcaldes ya han consultado a abogados con experiencia en la materia y encontraron un resquicio en el decreto reglamentario de la ley de Vidal. Concretamente, el artículo 1 dice que “determinar que la prohibición de reelección para un tercer mandato consecutivo establecida en los artículos 3° del Decreto-Ley N° 6769/58, 148 de la Ley N° 13688 y 13 bis de la Ley N° 5109 -todos ellos en los términos de la Ley N° 14836-, abarca a quienes, habiendo sido reelectos en el mismo cargo para un segundo mandato consecutivo, hayan asumido sus funciones y ejercido por más de dos (2) años, continuos o alternados”.

Gabriel Katopodis dejó su comuna para saltar al Gabinete nacional.

Paradójicamente el decreto que reglamentó la ley en ese artículo contradice el espíritu de la norma impulsada por la exgobernadora y Massa. Por ejemplo, los ministros nacionales Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta y Jorge Ferraresi, si quieren podrán presentarse nuevamente en el 2023 como candidatos en San Martín, Hurlingham y Avellaneda. Lo mismo corre para Insaurralde y su colega de Obras Públicas bonaerense, Leonardo Nardini, respecto a Lomas de Zamora y Malvinas Argentinas.

La lista es extensa, incluye al de Almirante Brown, Mariano Cascallares, quien será diputado provincial y hasta al propio Jorge Macri si deja Vicente López para ocupar un ministerio en CABA. Otros directamente pedirán licencia el 10 de diciembre para no completar la segunda parte de sus segundos mandatos. Un verdadero contrasentido que ratifica el famoso dicho “hecha la ley, hecha la trampa”.

Archivado en