¿Quien ha visto un dólar?

¿Quien ha visto un dólar?

Fue la pregunta que Juan Domingo Perón lanzó a la multitud en 1948, cuando la política de sustitución de importaciones de su segundo mandato generaba presión en la economía y le quitaba valor al peso.

José Luis Jacobo

José Luis Jacobo

Hoy, ante la crisis que ya es un hecho y no un mero pronóstico opositor, el economista Nicolás Gadano revela, en oposición a quienes creen que la dolarización es sólo un fenómeno de pocos, que, a junio de 2021, había en el país 13 mil quinientos millones de dólares en manos de particulares, repartidos en un total de 14,5 millones de cajas de ahorro en esa divisa. Las cuentas con saldos medios inferiores a US$5.000 representan el 22% de los depósitos, según datos del propio Banco Central de la República Argentina.

La presión que provoca sobre la economía la suba del dólar que es, en realidad, consecuencia de la devaluación del peso, dispara comportamientos defensivos que ya podrían considerarse como un reflejo por parte de la sociedad. En Mar del Plata, el hipermercado Makro, de capitales holandeses, remarcaba en las últimas horas productos con la consecuente desagradable sorpresa para los clientes de que, cuando llegaban a la línea de cajas, el precio era distinto al expresado en la góndola.

La actitud por parte de la empresa de modificar los productos a media mañana del día jueves provocó airadas reacciones por parte del público que se había acercado a realizar sus compras, al punto que muchos se retiraron sin llevarse los productos. Estas acciones van atadas al precio del dólar ya que el grupo holandés controlante lleva sus balances en otra moneda dura: el euro. La caída del peso afecta de manera fuerte su performance anual.

De los propios datos del BCRA surge que la posición de la Argentina frente al dólar es lo que lleva a estos extremos: los argentinos tenemos 200 mil millones de dólares en billetes, que representan el 10% del total que hay en circulación a nivel mundial, y el 20% del total de los que están fuera del territorio de los Estados Unidos. Tenemos, en promedio, US$4.400 en billetes por habitante, frente a los US$3083 en promedio dentro de los Estados Unidos. Un detalle importante: los estadounidenses ahorran en oro, en bonos, o en acciones de la bolsa.

Todos han visto un dólar. El problema es que, declaraciones como las que hizo el diputado José Luis Martiarena, en las que propone nacionalizar la banca, suman tensión y explican, en parte, la venta récord del jueves 30 de septiembre, que representó US$196 millones que “sacrificó” el Banco Central para mantener la cotización de la divisa extranjera por debajo de los $200.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?