Educación: quiénes volverán al aula en febrero y cómo serán las clases

Educación: quiénes volverán al aula en febrero y cómo serán las clases

A partir del 10 de febrero convocarán a chicos con "trayectorias débiles" y que no completaron aprendizajes el año pasado. Luego, el 1 de marzo, comenzará el resto bajo sistemas mixtos (presenciales y virtuales) que están en preparación. Buscan una salida al conflicto salarial con los docentes.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

El futuro inmediato de la educación se discute con intensidad en pleno enero. Es lógico que esto pase: la pandemia cerró casi todos los colegios durante 2020 y el nuevo año está cargado de incertidumbres y tensiones.

El oficialismo y la oposición cruzan acusaciones. La Nación, ciertamente, evitó la apertura de los colegios durante buena parte del año anterior y privilegió las clases virtuales, que dejaron afuera a muchos chicos. Esta decisión sanitaria tendrá su efecto en el sistema educativo (deserción de alumnos y defectos en el aprendizaje) y lo que se hizo en 2020 no se podrá repetir en 2021.

Cada declaración del ministro de Educación, Nicolás Trotta, refleja que se impulsará la presencialidad de docentes y alumnos. El funcionario está recorriendo el país en pleno receso para organizar la vuelta al colegio y recoger inquietudes. E insiste en que las provincias tendrán autonomía para decidir cómo ejecutar el plan de reapertura de los colegios, que parece ser la premisa, a pesar de la amenaza inminente del rebrote del coronavirus.

Trotta ahora evita fijar la hoja de ruta, la cual controló durante casi todo 2020. Y hay muchos tironeos que también tienen como protagonistas a los gremios docentes, que se pusieron rápidamente en guardia contra la presencialidad educativa

Surgen desde allí temores y exigencias razonables, pero también, sentencias indefendibles, como la de la secretaria de Ctera que esta semana asimiló los riesgos de contagio en el dictado de clases presencial con los que generan las famosas fiestas clandestinas.

En este ambiente enrarecido, el Gobierno mendocino trata de definir las pautas de cómo funcionará la educación este año en la provincia. Debido al ruido y la incertidumbre generalizados, prima la cautela. Pero en la Dirección General de Escuelas señalan a la vez que los próximos 20 días serán "decisivos" a la hora de la planificación.

En el Gobierno Escolar dicen que todo está por verse y que las metas que se fijarán serán de corto plazo. De todos modos, el ciclo lectivo ya tiene una fecha cierta de inicio en Mendoza: el 1 de marzo. Aunque los desafíos de la presencialidad arrancarán antes.

Según lo previsto por la DGE, a partir del 10 de febrero, habrá un retorno temprano de una parte de los alumnos a las aulas. Los convocados serán los chicos con "trayectorias educativas débiles", a quienes necesitan volver a vincular con la escuela. 

Son entre 18.000 y 19.000 alumnos que por diversos factores directamente perdieron toda conexión con el colegio en 2020. Este es el saldo más triste que ha dejado lo que va de la pandemia en materia educativa. 

Progresivamente hasta el 1 de marzo, también se sumarán aquellos que están con una "promoción acompañada", o sea, los que no lograron acreditar los aprendizajes necesarios el año pasado.

La gradualidad terminará en el inicio de marzo, ya que el Gobierno escolar pretende que todos los alumnos estén en el aula en el inicio del ciclo lectivo. 

¿Volverán todos juntos al colegio? No. La DGE trabaja en varios modelos mixtos, que intercalan clases presenciales y virtuales. Y aclaran que no será el mismo sistema el que se aplicará en una institución céntrica que el que se definirá para un colegio de alta montaña o una escuela albergue. 

Esta semana, la gira preparatoria de Trotta por el interior del país recalará en Mendoza. Y como la Nación ha abierto el juego a los gobernadores, el Gobierno provincial planteará lo que necesita para arrancar.

Debido a que el dictado de clases será mixto, la DGE pedirá una mejora de la conectividad para facilitar la parte virtual. "Mendoza es una de las provincias con peor conectividad de la Argentina y tiene una situación financiera compleja. Vamos a pedir que nos den una mano con dispositivos y formas de conectar a los chicos, porque a corto plazo esto es difícil de solucionar", adelantaron desde el Ejecutivo.

Dicen en el Gobierno que el inicio parcial del 10 de febrero no generará problemas en cuanto a la infraestructura de los colegios, porque volverán pocos chicos. Los arreglos comenzaron a fin de año y todavía hay escuelas en mal estado, pero la promesa oficial es arreglar lo que falta durante el mes que viene. Afirman que irán detectando las falencias cuando las escuelas ya estén abiertas y que las atenderán en el momento.

El conflicto salarial con el gremio docente (SUTE) agrega un problema extra, para nada menor. Pero por algo todavía el Gobierno no da, con un decreto, el portazo definitivo a la negociación, que fracasó en diciembre. 

Cómo resolverá Rodolfo Suarez esta disputa es uno de los puntos claves y candentes para el arranque en Mendoza de las clases 2021, el más importantes de los últimos tiempos. 
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?