Portezuelo: ¿Conviene hacer la represa o invertir esos recursos en otras obras que generen más empleo?

Portezuelo: ¿Conviene hacer la represa o invertir esos recursos en otras obras que generen más empleo?

Portezuelo del Viento es la "obra prometida", pero su concreción se complica. Mendoza tendrá recursos disponibles en tiempos de crisis que podrían ejecutarse en muchas obras. El autor hace un análisis profundo del origen de ese dinero y de la situación social que vive Mendoza. Las propuestas.

Ariel Sánchez

Por Ariel Sánchez / Especial para MDZ

La obra Portezuelo del Viento se ha transformado en la “gran esperanza” para reactivar la economía y es parte de un eterno litigio con provincias vecinas. Mendoza va a recibir 1023 millones de dólares para esa obra, en un contexto de crisis profunda y sin otro hito a la vista para generar riqueza.

Si bien aparentemente los temas parecen inconexos, algunas preguntas que podemos hacernos son: ¿Por qué el dinero que deviene de un reclamo provincial va a ser invertido en una obra de alcance regional cuando podrían hacerse numerosas obras que mejorarían sustancialmente la realidad de infraestructura de nuestra provincia? ¿Por qué la provincia no ha invitado a una audiencia pública conformada por expertos para ver cuál es la mejor forma de invertir los 1.023 millones de dólares? ¿Es necesario hacer una presa cuando el dinero podría invertirse en al menos 50 obras de infraestructura para la provincia? ¿Es lógico que una obra que se hace con la plata de todos los mendocinos sea entregada a un Consorcio liderado por una Empresa China con un socio electromecánico propiedad de bancos? ¿A quién le estamos dando los beneficios de nuestro sacrificio de años y del gran perjuicio que se generó a la Provincia?

Es importante acotar que da la situación coyuntural de Portezuelo del Viento, la ejecución de este proyecto parece más un capricho político que una necesidad técnica adecuada.

Pobreza y desarrollo

Tenemos que preguntarnos qué es la Pobreza Estructural, que como concepto permite que se combinen dos criterios para medirla.

  • La línea de pobreza absoluta medida en términos de ingreso (no se recibe un ingreso mínimo para consumo).
  • La condición de pobre dado por la carencia de acceso de la población al cubrimiento de las necesidades básicas insatisfechas (NBI), como ser: vivienda, nutrición, acceso a la salud, educación, servicios e infraestructura y demás indicadores diferentes a los relacionados al ingreso

Los análisis sistemáticos de la UCA de los últimos años muestran una base sostenible de pobreza estructural del orden del 25% de la población que no han podido ser mejorados, a pesar de que circunstancialmente pueda haber sido aumentado el ingreso familiar. Esto básicamente surge de la imposibilidad del estado de cubrir necesidades básicas (NBI).

Cualquier analista actual va a referir, sin ninguna duda, que los datos duros de la pobreza estructural que se midan para los próximos 24 meses van a ser peores aún, dada la circunstancia actual del país y de la provincia en particular. El ministro de Economía en la presentación realizada (prepandemia) ya establecía una baja del PBI de 6.5% en 2020 y un aumento del 3% para 2021, tomando los guarismos que mide el FMI el valor de caída para el 2020 ya sería del orden del 9.9%  con un efecto arrastre al 2021 que es difícil de medir.

Al pensar en Portezuelo del Viento, y haciendo un resumen de su génesis, recordemos que el CEM inició una investigación en el año 1998  que fue la base de la determinación del perjuicio que generó la Nación a la Provincia por la aplicación regulatoria parcial de los regímenes de Promoción Industrial de La Rioja, San Luis, San Juan y Catamarca. Oportunamente el costo fue estimado en 16.600 millones de dólares.

 

Arturo Lafalla fue el artífice de la presentación del reclamo de Mendoza ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación donde la causa tuvo un dictamen a favor del Procurador General, sin que llegase a juicio. La instancia judicial fue evitada porque el 29 de agosto del año 2006, Julio Cobos (Gobernador de la Provincia) acordó con Néstor Kirchner (Presidente de la Nación) la construcción de Portezuelo del Viento desistiendo así de un reclamo de más de 16.600 millones de dólares, por una contraprestación de casi 1.023 millones de dólares.

Es importante recalcar que el impacto de  los regímenes de promoción industrial vienen provocando que desde 1979 Mendoza pierda regularmente dinero que no puede ser invertido en obra pública y en infraestructura que hubiese permitido mejorar los guarismos de pobreza estructural en toda la provincia de Mendoza.

El aporte y el destino

Volviendo a la temática general, sería importante que en algún momento se plantee a nivel político la posibilidad de que los Ingenieros Mendocinos puedan realizar aportes a la matriz de mejora de infraestructura general, incluyendo además una programación adecuada para el crecimiento de la provincia para los próximos 50 años.

En USA por ejemplo el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos (USACE) lleva décadas analizando concretamente los sistemas de ordenamiento territorial e indicando pautas de crecimiento sostenido y sustentable (5). Cabe la pregunta ¿Por qué no podemos hacer el mismo análisis en Mendoza, acaso no tenemos Ingenieros notables para hacer la actividad y dejar de improvisar?¿Por qué no buscar la mejor forma de invertir los 1.023 millones de dólares para crear el programa Mendoza 2070, y mejorar la infraestructura local dándole sostenibilidad y sustentabilidad a 50 años de crecimiento en Mendoza?

Repasando un poco lo que hemos mencionado, es importante indicar que el PBG de la provincia en términos nominales ronda los 20.000 millones de dólares, esto implica que en términos generales la promoción industrial afectó a la provincia en un orden del 83% del PBG y se logró un reconocimiento del 5% del PBG.

Dada la situación coyuntural de la construcción de Portezuelo del Viento y la problemática de la Pobreza Estructural que se verá agravada fuertemente en los próximos años, pensamos que una distribución adecuada de los fondos que permita que todos los departamentos de la provincia puedan acceder a mejoras de infraestructura local provocaría una fuerte recuperación económica focalizada que dada la generalización del aporte beneficiaría fuertemente a toda la economía provincial (y a sus economías regionales).

En épocas de vacas flacas una inversión del orden de los 200 millones de dólares anuales (1% PBG) garantizada por los próximos 5 años a nivel provincial, permitiría realizar un plan adecuado de mejora de infraestructura general que demostraría una preocupación cierta por la mejora de la pobreza estructural de la provincia. Adicional a esto  por tratarse de múltiples obras de tamaño medio pueden realizarse íntegramente por empresas mendocinas, quedando los beneficios de la construcción repartida en múltiples empresas de la provincia y no con destino a China o los bancos que hoy son los dueños de su socio electromecánico.

¿Qué obras se podrían hacer?

Nominalmente y sin ser limitativo podríamos mencionar las siguientes obras:

Zona Sur:

  • Acueducto Monte Coman-La Horqueta
  • Sistema de red de Agua Potable y Cloacas (Ampliación y mejoras centrales)
  • Sistemas de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos Zona Sur
  • Mejora de los sistema de transmisión eléctrica rural
  • Impermeabilización de canales de riego (San Rafael – Malargüe – General Alvear)
  • Construcción de 350 viviendas sociales.
  • Mejora y ampliación de la red de ciclovías provincial.

Zona Centro:

  • Sistema de protección aluvional El Challao
  • Mejora del ingreso acceso este al Gran Mendoza.
  • Mejora del ingreso acceso sur y norte a Gran Mendoza.
  • Mejora de los sistema de transmisión eléctrica rural
  • Impermeabilización de canales de riego (Lujan –Guaymallén – Godoy Cruz – Las Heras)
  • Ruta 82 tramo III y IV
  • Construcción de 1200 viviendas sociales.
  • Mejora y ampliación de la red de ciclovías provincial.

Zona Este:

  • Doble vía del Este
  • Acueducto del Este
  • Impermeabilización de canales de riego (Lujan –Guaymallén – Godoy Cruz – Las Heras)
  • Sistematización de pozos de agua zona La Paz.
  • Acueducto Ganadero La Paz.
  • Construcción de 650 viviendas sociales.
  • Mejora y ampliación de la red de ciclovías provincial.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?