Las dos medidas de mitigación que tomarán por el aumento de casos de coronavirus

Las dos medidas de mitigación que tomarán por el aumento de casos de coronavirus

El Gobierno analiza tomar dos medidas para evitar la saturación del sistema de salud ya acelerar diagnóstico. Una de ella ya se ejecuta en casos puntuales.

MDZ Política

MDZ Política

La evolución del impacto de la pandemia y el aumento de casos hace que Mendoza se acerque a la etapa de “mitigación” para enfrentar al coronavirus. En ese sentido, hay dos medidas que evalúan implementar en el corto plazo: autorizar la internación domiciliaria y considerar casos positivos sin hacer testeos a un grupo de personas.

Esas dos medidas apuntan a evitar el “estrés” del sistema de salud al internar a todas las personas y, por otro lado, acelerar el proceso de detección de casos.

La internación domiciliaria ya comenzó de “hecho” en algunos casos puntuales y en los próximos días se hará oficial el protocolo para esos casos. El subsecretario de Salud, Oscar Sagás, confirmó que analizan ejecutar el protocolo de internación domiciliaria para los pacientes que están aislados en sus casas y reciben allí el resultado positivo del test y siempre y cuando sean menores de 65 años y no tengan patologías que puedan complicar el cuadro.

El protocolo establecido para sitios alternativos de atención ya preveía la posibilidad de que haya pacientes en internación domiciliaria. Y hay casos donde ocurrió "de hecho". El alta se dará 10 días después, contando con 3 días sin síntomas.

Diagnóstico

En el caso de los diagnósticos, la Provincia también evalúa adoptar el nuevo criterio que recomendó la Nación para las provincias donde hay circulación del virus. Es decir, prescindir de testeos para diagnosticar a las personas que conviven con un paciente que porta el virus y tuvo un contacto estrecho. “Estamos evaluando el momento de hacerlo, pero es probable que se avance”, dijo Sagás. Por ahora en la provincia todos los casos diagnosticados responden a un test PCR.

 

En el plano de la contención (que no se abandona como estrategia) también evalúan cuándo habilitar sitios alternativos de aislamiento. Por ahora además de los hospitales, donde van pacientes con riesgo o con síntomas agudos, se internan en el pabellón especial del Hospital Lencinas y en Hoteles.

El dato clave, sin embargo, no está en las camas de “baja complejidad”, que tienen una capacidad flexible, sino la cantidad de personas internadas en terapia intensiva. Actualmente en el Gran Mendoza la ocupación de esos servicios es del 70%. Según Oscar Sagás, el punto crítico sería cuando la ocupación llegue al 85%. Ese dato será clave para que el gobernador Rodolfo Suarez y el presidente Alberto Fernández decidan qué hacer: si mantener a Mendoza dentro del distanciamiento social o dar marcha atrás y volver a “fase 1” como ocurrió con algunas localidades.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?