Una movida inesperada que frenó el ímpetu del PJ

Una movida inesperada que frenó el ímpetu del PJ

"Estamos estudiando los pasos a seguir", dijeron en los cuarteles del peronismo anoche¿Cuáles serán esos pasos? Nadie lo decía y el enigma resultaba difícil de predecir. La medida judicial más efectiva caducó y si hay nuevas presentaciones, deberán hacerse ante una sala hostil para la oposición.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

El justicialismo mendocino pasó del ímpetu arrollador al silencio. La maniobra del Gobierno provincial para conseguir que María Teresa Day asumiera como ministra de la Corte el mismo día en que la votaron en el Senado fue un golpe fuerte para el partido opositor, que hasta hace horas confiaba en su estrategia para impedir la jura.

"Estamos estudiando los pasos a seguir", dijeron en los cuarteles del PJ ¿Cuáles serán esos pasos? Nadie lo decía anoche y el enigma resultaba difícil de predecir.

Toda la maniobra peronista para bajar a Day estaba montaba en sus dos presentaciones ante la Justicia: una medida cautelar y una acción declarativa de certeza.

La medida cautelar podría haber sido efectiva, porque es una acción rápida y previa al estudio de la cuestión de fondo.  Pero el Gobierno fue más rápido aún: hizo que Day jurara como ministra de la Corte antes de que se resolviera la cautelar.

En la propia Corte reconocieron que esa cautelar caducó ayer. Quedaron en pie, sin embargo, la acción declarativa de certeza y la acción de inconstitucionalidad. Aunque hubo voces judiciales que señalaron que estos instrumentos no servirían para desplazar a Day del cargo.

"Es probable que entren cosas nuevas", arriesgó también una fuente tribunalicia. Pero hay un problema para las "cosas nuevas". Tal como publicó MDZ anoche, desde este 1 de julio, entra en turno la Sala Primera de la Corte, menos permeable que la Segunda a los planteos opositores.

En la Primera hay dos miembros proclives a votar a favor del Gobierno y uno solo "opositor".  La Sala segunda, en cambio, generaba esperanzas porque allí hay dos integrantes con perfil opositor y uno solo cercano al Gobierno.

"Espero que la Justicia actúe como corresponde y resuelva los planteos que hicimos oportunamente, respetando los tiempos de las leyes y la Constitución", dijo anoche el senador justicialista Lucas Ilardo, quien igual espera la decisión de la Sala Segunda sobre las condiciones de Day.

Pero, confiado por haber "asegurado" el ingreso de Day, el Poder Ejecutivo se envalentonó y también reclamó el mismo fallo. "La Sala dos debe resolver", expresó el ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez en MDZ Radio.

Ibáñez salió al aire después de que lo hiciera el ministro Mario Adaro, uno de los jueces de la Sala segunda. El ministro de Gobierno tomó nota de sus declaraciones y las usó para relativizar los temores que genera la sala "opositora": "Uno de los miembros de esa sala ha manifestado que Teresa Day puede ser presidenta de la Corte", destacó Ibáñez.    

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?