Pelea de fondo: qué hay detrás del freno nacional a Portezuelo

Pelea de fondo: qué hay detrás del freno nacional a Portezuelo

De manera intempestiva la Nación convocó a los gobernadores para "analizar" Portezuelo del Viento a pedido de La Pampa. La pelea en el Congreso y la ambición por "arañar" los recursos de "la obra del siglo".

MDZ Política

MDZ Política

Alberto Fernández viaja a La Pampa hoy con una decisión bajo el brazo que es un testimonio de guerra para Mendoza también: rever Portezuelo del Viento y la forma de administrar esa represa. Se trata de una obra pública que tiene una trascendencia enorme desde lo económico y estratégico. El Presidente tomó uno de los tantos reclamos de La Pampa para volver a convocar a los gobernadores a que analicen algo que ya estaba saldado: cómo se administrará la cuenca del río Colorado y los recursos que genera la represa.

La explicación para la revisión tiene dos argumentos principales. El primero es político. La decisión del ministro del Interior Wado De Pedro se precipitó tras las peleas en el Congreso. La virulencia de la pelea política, tiene repercusiones. Y muchos entienden que el posible freno a Portezuelo es una represalia por esas peleas y una carta de negociación para conseguir los votos que le faltan para la designación de Daniel Rafecas como procurador. “De inmediato se resuelve convocar al COIRCO para analizar el tema de Portezuelo del Viento. No hay dudas que eso fue así, que es una represalia. El kirchnerismo resuelve así las diferencias políticas y es una primera reacción visceral de Cristina Fernández”, analizó el periodista Daniel Bilotta en MDZ Radio.

La situación obligó a que el gobernador Rodolfo Suarez siguiera la conferencia de prensa del presidente Fernández desde Casa de Gobierno porque se encontraba reunido con su gabinete para evaluar qué hacían con el conflicto con Portezuelo. "Convoqué a una reunión de urgencia por Portezuelo en Casa de Gobierno y seguimos desde ahí la conferencia", informó Suarez esta mañana.

La convocatoria la hizo luego de conversar telefónicamente con "Wado" de Pedro, quien convocó a los gobernadores de Neuquén, Río Negro, Buenos Aires, La PampaMendoza para una reunión del Consejo de Gobierno del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO), el próximo 26 de junio.

 

El actor clave allí es Alfredo Cornejo. El presidente de la UCR es uno de los opositores más duros al Gobierno y es, justamente, quien firmó con Mauricio Macri el acuerdo para la construcción de la represa sobre el Río Grande. El mensaje parece ser para Cornejo, pero lo sufre Suarez.

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto blanqueó parte de la estrategia. Ahora no se oponen a la construcción; sino que quieren ser parte. “No nos oponemos a la construcción de Portezuelo, nos oponemos a la construcción de Portezuelo, sino a la construcción administrada por Mendoza. Esto es simple tiene que haber un comité de cuenca. Hubo un acuerdo de connivencia entre Macri y Cornejo”, dijo el Gobernador en el programa "Ahora Dicen", de la radio porteña Futurock.

Los 1000 millones de dólares que la Nación transferirá a Mendoza son una tentación, pero también los recursos que generará la represa por la venta de energía. Según el acuerdo, todo queda en Mendoza. La Pampa quiere que se forme un comité de cuenca y ese señuelo picó en algunos actores clave, como el gobernador Axel Kicillof. Ese es otro punto clave. El cambio de gobierno en Buenos Aires desbalanceó el consenso que tenía Mendoza. Kicillof se sumó a la estrategia opositora a la represa y se suma a la pelea por los recursos que generará Portezuelo.

La pelea por Portezuelo ha tenido distintos escenarios. Para aprobar la obra hacía falta unanimidad entre las provincias del COIRCO, el organismo que administra la cuenca del Río Colorado (la represa se construirá sobre el Río Grande, uno de sus afluentes). Como La Pampa se oponía, hizo falta que el presidente resolviera a través de un arbitraje. En enero del 2018 Mauricio Macri laudó a favor de Mendoza y la realización de la obra. La Pampa siguió con sus quejas, pero la diferencia es que ahora halló terreno político fértil.

En lo formal, la decisión de "Wado" de Pedro  se conoció  tras el pedido de los gobernadores Sergio Ziliotto (La Pampa), Axel Kicillof (Buenos Aires), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Arabela Carreras (Río Negro), quienes pidieron la discusión del impacto ambiental de la obra de Portezuelo en el ámbito del Consejo de Gobierno de COIRCO, que integran los mandatarios de las provincias condóminas, se informó oficialmente. "Para los mendocinos Portezuelo no está en duda", aclaró Rodolfo Suarez esta mañana y destacó que se dieron todos los pasos legales para garantizar su continuidad. "Tenemos que estar unidos peleando por Portezuelo. Ojalá esto no signifique una zancadilla para los mendocinos, que vamos a ir a pelear para seguir adelante con esta obra", advirtió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?