Fin de semana clave: analizan un pico de casos sospechosos en Mendoza

Fin de semana clave: analizan un pico de casos sospechosos en Mendoza

El Gobierno sigue de cerca a las personas relacionados con los casos positivos hallados en los sitios centinela. No tenían nexos seguros y por eso podría haber muchos casos positivos. Por ahora aseguran que el brote está controlado, pero hay especialistas que piensan distinto.

Nicolas Attias y Pablo Icardi

Los últimos brotes de contagio de coronavirus en Mendoza generaron tensión y este es un fin de semana clave: se mantuvieron la mayoría de las actividades permitidas y es una fecha con un festejos por el día del padre, cuestión que motiva la movilidad de personas. Pero además entre hoy y mañana se conocerán los resultados de la mayoría de los vínculos de las personas que se contagiaron y aún no tienen nexo concreto. Es decir, se podría medir la dispersión del virus en base a esos brotes y si aún se mantienen vinculados.

Los resultados estarán sobre la noche, pero hubo movimientos en el área sanitaria por la cantidad de casos analizados y la alta probabilidad que den positivo por la cercanía con los contagiados. Por ahora, explican, todos vinculados a los brotes, en particular a los casos hallados en los sitios centinela. Es decir, el trabajador del supermercado Jumbo y la mujer que tiene un comercio en Luzuriaga. Ambos fueron detectados el controles aleatorios y sin un nexo claro. 

Hasta ahora en el Gobierno no cambian la estrategia. Con los datos registrados hasta ayer, no analizaban cambiar de fase a Mendoza ni aumentar restricciones. Eso en base a la cantidad, pero sobre todo a lo conceptual. Creen que todos los casos por ahora están relacionados y no hay suficiente evidencia para determinar que haya circulación comunitaria. Sin embargo, la visión no es unánime entre los especialistas.

En Mendoza se han diagnosticado en total 116 casos positivos de coronavirus . Pero en los últimos 10 días se hallaron 20 casos y hoy ese número podría cambiar. La duda está sobre 8 casos que aún están en investigación epidemiológica y pueden ser la clave del cambio de enfoque en la provincia.

Hay infectólogos que, consultados por MDZ, aseguran que hay que ser precavidos y mucho más durante los próximos días. Incluso en cuanto a la determinación del estado de situación. Es que, explican, no se trata de decretar una situación, sino reconocer un hecho para prevenir. En Salud consultan con una "mesa chica" de infectólogos que siguen distintas variables para analizar la situación. Entre ellas la cantidad de casos, las camas ocupadas, las camas de terapia, la curva de contagios y la velocidad de duplicación de casos, entre otros. Allí hay un número desconocido públicamente en Mendoza que es el factor R. Además, el indicador conceptual más importante es el nexo de contagio. 

En los últimos días el Gobierno apeló al factor miedo y escrache para prevenir. Para algunos es una estrategia errada y hay que volver a la prevención primaria, a la concientización y al reconocimiento de lo que ocurre. "Hay que dejar de esperar la frase transmisión comunitaria. Hay que ver lo que pasa en Chile, Buenos Aires; en todo el mundo la curva ha seguido el mismo camino. No hay que esperar a que un gobierno decrete lo que hay que hacer: hagamos lo que sabemos que resulta, que es distancia físcia, higienes y cuidados"; explicó un especialista a MDZ.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?