Empieza una nueva negociación entre Suarez y el PJ por la deuda

Empieza una nueva negociación entre Suarez y el PJ por la deuda

El oficialismo intentará que el Senado respalde la toma del endeudamiento que fue rechazada en Diputados. El peronismo podría terminar habilitando préstamos en pesos para el roll over de la deuda.La Nación, se resiste a cumplir un compromiso para refinanciar una deuda con Anses por $1200 millones.

Marcelo Arce

Marcelo Arce

La noticia viene desde la provincia de Santa Fe y a Rodolfo Suarez le debe haber provocado un gesto de sorna, sin dudas.

El gobernador de esa provincia, Omar Perotti, está solicitando a la Legislatura la autorización para endeudarse en alrededor de U$S 600 millones como pata fundamental de su plan para combatir la inseguridad, sin que esté en la mesa de debate la inconveniencia, como planteó el peronismo mendocino, de la toma de deuda en dólares en este momento de la Argentina.

No se sabe con qué destino final, porque la experiencia del debate del proyecto de Presupuesto 2020 en Diputados demostró que la verdad se conoce solo al momento de la votación, el gobierno y el peronismo iniciarán por estas horas la negociación en el Senado por el endeudamiento.

Una posibilidad empezó a barajar el oficialismo en esta instancia: el PJ podría morigerar la postura firme que mostró (encolumnado por la orden que bajó de la Casa Rosada, es cierto) y podría acceder a otorgarle al Poder Ejecutivo la autorización para contraer préstamos en pesos y poder así refinanciar vencimientos de deuda que tiene este año.

Algo de esto ya se había discutido en la fallida negociación del miércoles pasado en Diputados. El peronismo estaba dispuesto sobre el final de esa sesión a otorgarle a Suarez las mayorías necesarias para que le aprobaran al menos $2000 millones para el roll over de la deuda, ofrecimiento que el oficialismo rechazó en horas de madrugada en medio de un nivel de tensión política muy alta con la oposición.

Esta semana, en la primera aparición pública del gobernador después de la crisis de la semana pasada, el tema del Presupuesto volvió a salir. Suarez insistió con que le voten el endeudamiento, aunque no abandonó su tono conciliador: “Nunca voy a dejar de apostar al diálogo. Todo se puede cambiar, mientras más obstáculos y palos en la rueda nos pongan más vamos a apostar por el diálogo, el consenso y la sensatez”, dijo el miércoles, en el acto de apertura del ciclo lectivo 2020 en la provincia.

Ese mismo día, Anabel Fernández Sagasti, una de las principales opositoras a la toma de deuda, insistió en su rechazo a que Mendoza se endeuda en dólares. Pero dejó la puerta abierta para la toma de deuda en pesos.

"Hay que tratar de acercar posiciones. La del Frente de Todos siempre fue muy clara y desde hace mucho tiempo, no es una posición nueva:Argentina y Mendoza necesitan sanear sus cuentas, tenemos una pesada carga de endeudamiento con deuda externa en moneda en dólares, por eso se presentó  un proyecto con despacho propio hace semanas con el valor para un roll over en pesos, que creemos que es lo mejor para la provincia", anticipó.

En tanto no son buenas las señales que llegan desde Buenos Aires, que están vinculadas a la negociación de la deuda también y que desde el Gobierno mendocino aguardan con ansiedad.

El Gobierno tiene un problema que no solo está en la imposibilidad de tomar préstamos en dólares para obra pública, sino que tampoco podrá tomar deuda en pesos para reperfilar vencimientos de este año. Son $6.500 millones en total que, por ahora,  deberán salir de los recursos del Presupuesto. Aunque aquí podría haber un alivio importante.

Sí o sí, Hacienda deberá hacer frente a pagos por $2000 millones a los que no les podrá aplicar el roll-over. Aquí están comprendidas deudas con organismos multilaterales de crédito, fundamentalmente. Pero el grueso de la deuda, unos $3.500 millones con el Banco Nación y otros $1.200 millones con Anses, están dentro de un cronograma de renegociación con el gobierno nacional.

Sin embargo, el hecho de que finalmente se puedan reprogramar estos pagos está rodeado de incertidumbre. La negociación con el Nación está en marcha, aunque sin novedades todavía. Pero la negociación con Anses cambió de rumbo por estos días.

En el marco de la discusión en el Congreso por la ley de reperfilamiento de la deuda nacional y para lograr respaldo legislativo a esa iniciativa clave, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, ofrecieron a los gobernadores un salvataje para esas deudas contraídas el Fondo de Sustentabilidad del organismo previsional.

Sin embargo, unas semanas después de ese compromiso, la Nación se resiste a refinanciar esos pasivos y decisión que quedaría, en definitiva, en manos de Sergio Vanoli, el titular de Anses.  

¿Querés recibir notificaciones de alertas?