Por qué Alberto Fernández mandó al psicólogo al 85% de los argentinos

Por qué Alberto Fernández mandó al psicólogo al 85% de los argentinos

El presidente subestimó a la sensación de inseguridad como variable. Sin embargo la victimización es un concepto tomado para analizar la realidad. Y la inseguridad es un tema que preocupa al 85% de la población.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

La pregunta fue sencilla. La respuesta bastante sorprendente. El presidente Alberto Fernández le recomendó a un periodista que vaya al psicólogo cuando le preguntó sobre la sensación de inseguridad. Fernández, el presidente, respondió con una chicana individual a un problema colectivo. Incluso con un problema medido, estudiado y que se espera se agudice. 

Según la última encuesta de victimización realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) la sensación de inseguridad no es un problema exclusivo del periodista que le preguntó al Presidente. "A nivel nacional, menos de la mitad de las personas (47,6%) declararon sentirse seguras o muy seguras caminando cerca de donde viven", concluye el estudio. Es decir casi 6 de cada 10 argentinos se siente inseguros. Siguiendo la lógica presidencial, los psicólogos tendrá mucho trabajo. 

"Sobre sus sensaciones lo único que le puedo recomendar es que hable con un psicólogo, eso me excede a mí", dijo Fernández. La discusión entre los delitos y la sensación de inseguridad es anacrónica. Más cuando se analiza que el temor a sufrir un delito cambia condiciones de vida, rutinas y hasta genera segregación social. Peor aún para la rara percepción de Alberto Fernández: el 85% de los argentinos cree que la inseguridad es un problema grave o muy grave. Los tres distritos donde mayor percepción de inseguridad hay (o había en el momento de realizar la encuesta) son la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Tucumán. 

La sensación de inseguridad hizo, por ejemplo, que muchas familias cambiaran su rutina. Al menos 8 de cada 10 toman medidas  de seguridad extra en sus hogares. Pero también cambiaron las rutinas: el 60% restringió que sus hijos menores de edad salgan solos a la calle y el 43% dejó de salir de noche, por tomar dos ejemplos. Los cajeros automáticos, las plazas y parques y el transporte son los sitios donde menos seguras se sienten las personas en Argentina. 

El aislamiento obligatorio decretado para enfrentar la pandemia hizo que en primera instancia bajaran las denuncias por delitos. Pero la crisis social y económica, aseguran los especialistas, puede traer como consecuencia más problemas para la seguridad ciudadana.

El propio informe del INDEC describe a la victimización (o temor por la inseguridad). Y lo hace según lo descrito por la ONU.  "La naturaleza, grado y consecuencias del hecho delictivo, así como la percepción de la gente sobre su propia seguridad, son cuestiones que tienen una influencia directa e indirecta sobre la calidad de vida de la ciudadanía", describe el estudio. Ese tipo de información no es una opinión, sino una herramienta de análisis para ejecutar políticas públicas. Por ahora la respuesta del Presidente ha sido "recetar" una visita al psicólogo

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?