Cuánto pagó el Gobierno para comprar billetes de $1000

Cuánto pagó el Gobierno para comprar billetes de $1000

La decisión de no crear un nuevo billete de mayor denominación y la aceleración de la emisión monetaria hicieron que el Ejecutivo nacional recurriera a otros países para cubrir las necesidades de moneda, pero a costa de un precio algo elevado.

MDZ Política

MDZ Política

Uno de los puntos más controvertidos de la gestión económica del Gobierno nacional es la emisión monetaria. Aunque desde el Ejecutivo se busca generar tranquilidad y certezas en torno a este tema, con promesas para desacelerar la fabricación descontrolada de billetes por medio de medidas restrictivas e incentivos a las inversiones en pesos que disminuyan la circulación, lo cierto es que por momentos da señales contradictorias que terminan saliendo bastante caras.

Ante el fracaso que resultó la fallida creación del billete de 5.000 pesos, y la saturación que se vive en la Casa de Moneda, el equipo del presidente Alberto Fernández recurrió a una medida desesperada pero cada vez más frecuente: la compra de billetes en el extranjero, en este último caso a España, país que pese a cierta afinidad ideológica, le pasó una factura un tanto elevada, advirtió el periodista Pablo Fernández Blanco en el canal LN+.

“El Banco Central (BCRA) le ordenó a la Casa de Moneda subcontratar billetes a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de España, por el que se pagará 126,32 dólares por millar de billetes”, explicó el comunicador. Aunque no trascendió cuántos billetes se encargaron, se supo que dicho valor cotizado por los españoles es un 37% más caro de lo que se abona habitualmente a la Casa da Moeda de Brasil, que pide 92,34 dólares por millar y a la que también se le hizo otra compra reciente. 

Fernández Blanco señaló que esta maniobra se debe a “una decisión política de no hacer billetes de mayor denominación”. ¿De quién surgió esa tajante orden? El periodista sugirió mirar al despacho de cierta vicepresidenta: “La idea de hacer un billete de 5.000 pesos, para la que incluso se habían comprado los papeles y las tintas, se desechó tras una orden política. Cristina Kirchner siempre rechazó la idea de hacer billetes de mayor denominación”.

“La Casa de Moneda está trabajando a destajo, no da más, tuvo algunos casos de covid y enfrenta un cuello de botella”, añadió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?