Cafiero: "Este es un gobierno coherente con lo que se dijo en campaña"

Cafiero: "Este es un gobierno coherente con lo que se dijo en campaña"

Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete de Alberto Fernández, realizó un balance del primer mes de gestión y analizó las próximas medidas a tomar para "salir de la crisis que tuvimos que afrontar".

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete y mano derecha del presidente Alberto Fernández, brindó una entrevista a un mes de la asunción del nuevo gobierno e hizo un análisis de lo que pasó en estos 31 días de gestión y de los desafíos que están por venir.  

En un mano a mano con Infobae, Cafiero reconoció que "tenemos es una gravedad muy profunda con la crisis que tuvimos que afrontar. Fue un mes de mucha tarea, de mucho trabajo donde pudimos avanzar en distintas políticas y creo que más que luna de miel lo que tuvieron las políticas fueron una clara orientación con valores que se expresan de otro modo y con políticas orientadas a otras prioridades".

"Me parece que no hubo estafa electoral. Alberto y Cristina en la campaña hablaban de la necesidad de tomar este tipo de medidas o de apuntalar este tipo de prioridades y en esa línea vamos. En última instancia lo que ven es un gobierno coherente con lo que dijo en campaña y coherente con cómo va actuando a medida que va teniendo que tomar decisiones. Y naturalmente hay medidas que son más agradables que otras", reconoció.

Respecto a la inyección de dinero en los bolsillos de la gente, una promesa de campaña del nuevo gobierno, Cafiero manifestó: "Esto tiene velocidades. En algunos segmentos fue más claro. Este primer mes propusimos un bono para los jubilados, pusimos un aumento en la AUH, sacamos por decreto un aumento fijo para los salarios privados y estatales. Se tomaron medidas que obviamente quizás no llegan a todos. Pero cuando generamos un aumento en ese segmento más castigado eso se vuelca en consumo que se convierte en mayores ventas, implica recomponer la góndola y eso termina ramificándose en la reactivación económica que esperamos".

Por otro lado, volvió a expresar que Mauricio Macri fue el peor presidente de la democracia y dijo, sobre su gestión: "Las medidas que tomó fueron salir del paso en un momento en que Argentina no tenía resuelto el tema de la inflación, no tenía una perspectiva de crecimiento. Salir de eso generó una inflación de 40 puntos, bajar las retenciones cuando se necesitaba un Estado más robusto para seguir trabajando en deudas que aún tenemos que son la pobreza, la indigencia, el hambre. Macri profundizó todos esos problemas. Nosotros hicimos todo lo contrario, actualizamos valores que habían quedado desactualizados que tenían un valor alineado al tipo de cambio. Nosotros tomamos medidas redistributivas que Macri no las hizo".

Y completó: "Tuvimos que tomar medidas más urgentes para un segmento que estaba más castigado. Pero también hemos tomado medidas que repercuten en la clase media, como el relanzamiento de pecios cuidados". 

Sobre la grieta, reconoció: "Creemos que este es un camino muy distinto al que hizo Macri. Lo que hizo Macri fue proponer la lógica de terminar con la grieta pero al mismo tiempo perseguía y metía presos a opositores. Nosotros no estamos en esa lógica. Estamos trabajando para encontrar soluciones y generar diálogo. Obviamente en un momento la decisión se toma. Pero esperamos a que esas decisiones lleguen con consenso". 

Además, habló de la deuda con el FMI, de los elogios del organismo a las medidas económicas y de las críticas por la falta de un plan económico integral, e hizo referencia, en este punto, a la emergencia por la que atraviesa el país: "Lo primero que tenemos que entender es que estamos en emergencia. La Argentina esta en emergencia social, alimentaria, sanitaria, económica. Por eso se pidió una ley de emergencia al Congreso. Por ello estaba la dificultad inicial de presentar un presupuesto para este año. Hay mucha deuda que el gobierno anterior pateó para este año por cuestiones electorales. Esto hizo deteriorar cada vez más la situación fiscal. En algunos casos volvió imprevisible el pago de las deudas. Por ejemplo, con la deuda de legislación local, hizo el famoso reperfilamiento y tiró las deudas para más adelante. Eso hizo que nosotros necesitemos y planteemos un marco de excepcionalidad. Estamos en una situación de excepcionalidad. A un mes de haber llegado y con un 40% de pobreza, la desocupación, las pymes que cierran, los comercios que cierran y la falta de empleo, el aumento del hambre y la indigencia. Pedir que se tranquilice y se ordene todo en un mes es difícil. Estamos trabajando para tener tranquilidad macroeconómica". 

Respecto, justamente a ese plan económico, aclaró: "El plan tiene diferentes aristas: la deuda social, la deuda interna, la deuda externa, la estabilización macroeconómica. Todas variables que deben encontrar un ecosistema de equilibrio. Nosotros solemos decir que las planillas, como decía el gobierno anterior, se olvidaban de la gente. O que cualquier negociación que se haga, se haga de cara a la sociedad. Nosotros debemos ver las posibilidades y dificultades que haya y hacerlo de cara a la sociedad porque cualquier acuerdo que se haga va a condicionar el crecimiento para adelante. Debemos ser conscientes de eso. Por eso la última semana de diciembre hicimos un encuentro que pasó inadvertido y que fue un acuerdo importante. Pudimos reunir a empresarios de primer nivel de Argentina. Sectores del campo, cámaras exportadoras, la cámara de comercio, movimientos sociales, de trabajadores en su diversidad y entre todos planteamos un documento que planteábamos un valor concreto de solidaridad. Trabajar para que en Argentina todos tengamos el valor de la solidaridad para adelante porque hay una situación compleja y grave". 

Finalmente, habló del papel de Cristina Fernández de Kirchner en el nuevo gobierno y de la posibilidad que sea preponderante en la toma de decisiones y reconoció: "Me parece que eso es algo que instaló el gobierno anterior en el marco de la campaña, como una suerte de que estaban votando un delegado de la vicepresidente. Eso fue algo de la campaña, nadie lo tomó muy en serio eso. Fue un argumento de campaña que usó Cambiemos. Nosotros somos un equipo de gobierno, el Presidente, la vicepresidenta, los ministros, los legisladores, los bloques, los gobernadores. Y quienes adhieren también a nuestro frente electoral, que hoy es un frente político.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?