La trampa que esconden las PASO en los municipios

La trampa que esconden las PASO en los municipios

Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias fueron pensadas para restarle poder a las estructuras partidarias y darle a la sociedad la posibilidad de elegir a sus candidatos. En la última reforma de la ley electoral, se incluyó un artículo que atenta contra ese espíritu

Hecha la ley, hecha la trampa. El refrán aplica para la ley electoral vigente en la provincia de Mendoza, que con la excusa de ponerle límite a las listas colectoras le dio una herramienta a los grandes partidos para inclinar la balanza por determinados precandidatos en las elecciones primarias municipales.

El sistema de primarias nació con el objetivo de evitar que sean los partidos los que elijan de forma discrecional sus candidatos sin darle lugar a otros dirigentes con aspiraciones políticas. Así, las PASO sirvieron de plataforma para que haya más precandidatos y sean los ciudadanos quienes elijan con quién se sienten mejor representados.

Sin embargo, la ley 8967 que se sancionó en 2017 introdujo un artículo que le devuelve poder de fuego a los partidos. En concreto, establece que un precandidato a gobernador solo puede estar en la lista de un precandidato a intendente por departamento.

Para explicar la situación resulta ilustrador recordar lo que ocurrió en las últimas elecciones provinciales. En las PASO de 2015, la estrategia de la oposición (encabezada por el candidato a gobernador Alfredo Cornejo) fue no cerrarle la puerta a ningún precandidato radical y dejar que todo el que quisiera se presentarse a elecciones como precandidato a intendente lo hiciera, con la imagen del godoycruceño encabezando cada lista afín.

Por ejemplo, en Guaymallén fueron precandidatos a intendentes los cornejistas Fabián Manzur y Lorena Meschini, el exlegislador Pablo Narváez y el cobista Marcelino Iglesias, entre otros. Todos ellos llevaron como precandidato a gobernador a Cornejo. Con la ley actual, sólo uno de ellos tendría derecho a integrar la misma boleta que el precandidato a gobernador.

Cornejo junto a Claudia Najul y Marcelino Iglesias visitando la Feria del Libro 2018

Volviendo a la actualidad, son muchos los nombres de posibles precandidatos a intendente en Capital por el oficialismo: Martín Kerchner, Ulpiano Suárez, Mariana Juri, Andrés Lombardi, Pablo Priore (PRO) y Beatriz Martínez. Con la ley actual todos pueden competir dentro de Cambia Mendoza, pero sólo uno  podrá llevar a Rodolfo Suarez como precandidato a gobernador. El resto puede adherir a otra precandidatura dentro del frente o ir con lista corta (sin gobernador). Ese simple cambio favorece a quien resulte elegido por el precandidato a gobernador por el efecto arrastre que encierra el arcaico sistema electoral de la lista sábana.

De esta manera, de forma solapada, se le brinda una herramienta al partido político para beneficiar a su precandidato favorito. Esto no quiere decir que otro no pueda ganar, pero es difícil debido a que se debería dar, por ejemplo, un porcentaje elevado de corte de boleta.

La argumentación de quienes defienden la normativa vigente es que de esta forma se limitan las listas colectoras que partidos y precandidatos utilizaban para sumar votos. Para que eso no ocurra determinaron que "en las elecciones PASO, una lista interna, de un Partido Político o Alianza Política, sólo podrá adherir su o sus boletas a la o las de otra lista, del mismo Partido o alianza, en aquellas categorías en las que no se produzca superposición de listas de candidatos".

Esto se aplicará en las primarias departamentales que se realicen junto con las provinciales. En este sentido, no existirá tal disyuntiva en las PASO que en abril se desarrollarán en cuatro departamentos: San Rafael, San Martín, Tunuyán y Lavalle, ya que ese día los vecinos sólo elegirán en las categorías "intendente" y "concejales".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?