El "Plan B" si no se aprueba el fondo anticíclico vitivinícola

El "Plan B" si no se aprueba el fondo anticíclico vitivinícola

El gobernador Alfredo Cornejo aseguró que esa herramienta permitiría tomar políticas concretas de aquí a los próximos cuatro años. De todas maneras, aclaró que si el endeudamiento de $1.000 millones por año no pasa el filtro legislativo, existen otras alternativas para ayudar a los productores.

En medio de la tensión que existe entre el oficialismo y la oposición por la crisis vitivinícola, el gobernador Alfredo Cornejo salió a transmitir tranquilidad a los productores. Si bien el objetivo del gobierno es que se apruebe en la Legislatura el endeudamiento de 1.000 millones de pesos para un fondo anticíclico vitivinícola, aclaró que si eso no ocurre harán uso de otras herramientas para ayudar al sector.

Las palabras de Cornejo tuvieron lugar luego de que la oposición se mostrara esquiva a acompañar en la Casa de las Leyes el pedido de crédito y el mandatario los acusó de "estar metiendo miedo todo el tiempo".  "Tenemos problemas en la vitivinicultura y no son de este gobierno. El consumo interno cae y tenemos que producir más para el mercado externo", subrayó.

En este sentido, sostuvo que el proyecto de ley del Fondo Anticíclico permite pensar estrategias para los próximos cuatro años. "Para la oposición cualquier cambio que se proponga es el apocalipsis", aseveró el jefe del Ejecutivo.

Por este motivo, dijo que si no se logra consenso legislativo podrán en marcha otros mecanismos para sacar el sobre stock vínico y subir el precio de la uva. "Si esto no se aprueba estamos abiertos a otro tipo de instrumentos pero solo para esta cosecha", explicó.

En este sentido, deslizó que podrían destinarse 300 millones de pesos para la compra de uva para mosto y se le darían beneficios fiscales a quienes exporten vino a granel con el objetivo de liberarse del stock de vino que existe en la actualidad. 

?

¿Querés recibir notificaciones de alertas?