El "plan Guzmán" que preocupa a Wall Street

El "plan Guzmán" que preocupa a Wall Street

El nuevo ministro de Economía, Martín Guzmán, impulsará una reestructuración muy particular para que el país salga de la recesión y logre crecer en los próximos dos años. Buscará no pagar el capital ni los intereses de la deuda durante 2020 y 2021 para que el país alcance el superávit fiscal.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El nuevo ministro de Economía, Martín Guzmán, tiene un plan muy particular para que el país salga de la recesión y logre crecer en los próximos dos años: no pagar el capital ni los intereses de la deuda durante 2020 y 2021. El flamante ministro buscará convencer a los acreedores de que acepten esta reestructuración, pero los rumores ya encendieron varias alertas en Wall Street.

En 2020, el presidente electo, Alberto Fernández, afrontará vencimientos por unos 30.000 millones de dólares con el sector privado. En 2021, serán 12.000 millones de dólares. En 2022 y 2023, son 32.000 millones cada año (hay que empezar a devolver el préstamo al FMI).

Según consigna Clarín, Guzmán considera que cada dólar que el país pague de ahora en más a los tenedores de bonos agravará más la recesión, por eso propone no pagar durante los próximos dos años para que el país pueda crecer. En caso de que no acepten esta reestructuración, Argentina dependerá siempre de un boom de commodities o la euforia de los mercados para financiarse. El ministro de Producción, Matías Kulfas, se ha referido a duplicar las exportaciones para obtener los dólares que necesita el país, pero es un interrogante cómo lo hará. 

Los planes de Guzmán encendieron todas las alarmas en Wall Street. Los tenedores de bonos se preguntan cómo se les devolverá el dinero, si los cupones que no devenguen intereses se capitalizarán, si se aplicará una quita al capital u obtendrán el 100% al final del período. 

Para el futuro ministro se deberá resolver el tema de la deuda rápidamente y en profundidad. Un viaje a Estados Unidos del propio ministro o alguien de su equipo ya estaría programado para antes de fin de año. 

El desafío de Guzmán será hacer comprender a los acreedores que Argentina necesita recuperarse para poder cumplir con sus compromisos. Argentina ya no recibirá más dinero del FMI y los acreedores no podrán presionar para beneficiarse de esos desembolsos.

Los inversores coinciden en que Argentina tiene que llegar al superávit fiscal. Pero ven con malos ojos que Argentina deje de pagar sus deudas por dos años, ya que sostienen que el país no crece porque no recibe inversión suficiente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?