La Pampa

La hora de la verdad para la jueza acusada en el caso Lucio Dupuy

Este viernes se sabrá si la jueza de Familia Ana Clara Pérez Ballester es destituida de su cargo, acusada de mal desempeño en el caso Lucio Dupuy. También habrá veredicto sobra una asesora de niñez.

MDZ Policiales
MDZ Policiales viernes, 22 de diciembre de 2023 · 07:03 hs
La hora de la verdad para la jueza acusada en el caso Lucio Dupuy
El caso Lucio Dupuy conmocionó al país. Foto: Telam

El veredicto del jury a una jueza de Familia y una asesora de Niñas, Niños y Adolescentes que le otorgaron la tutela de Lucio Dupuy (5), asesinado en 2021 en La Pampa por su madre y la pareja de ésta, actualmente ambas con prisión perpetua, se dará a conocer este viernes luego de que el procurador general subrogante pidió que sean condenadas y destituidas por mal desempeño en sus funciones.

La audiencia comenzará a las 12 con la lectura del fallo sobre las dos acusadas, Ana Clara Pérez Ballester titular del Juzgado de Familia, Niñas, Niños y Adolescentes 1; y Elisa Catán, a cargo de la Asesoría de Niñas, Niños y Adolescentes 2, ambos organismos de General Pico.

Las dos son juzgadas por su labor en la tramitación de los legajos por la tutela y el cuidado personal de Lucio, ultimado el 26 de noviembre de 2021 por su madre Magdalena Espósito Valenti y la novia de esta, Abigail Páez.

El tribunal de enjuiciamiento está conformado por Fabricio Luis Losi, presidente del cuerpo y del Superior Tribunal de Justicia; las diputadas provinciales María Silvia Larreta y María Andrea Valderrama Calvo; y las abogadas por la matrícula, Silvina María Garro y María Natalia Gaccio.

El fiscal general Guillermo Sancho acusó el martes último a las dos funcionarias por mal desempeño, según el artículo 22 de la ley provincial 313 de Jurado de Enjuiciamiento y se remitió a los incisos 2) y 3) que se refieren al "incumplimiento reiterado de los deberes inherentes al cargo" y de "incompetencia o negligencia reiterada, demostrada en el ejercicio del cargo".

El procurador adjunto cuestionó a las dos funcionarias por "no haber escuchado a Lucio" cuando ya tenía 4 años y existían exposiciones y denuncias cruzadas entre la madre y el tío, y al respecto el fiscal dijo: "Fue una falta grave, más aún en el contexto en que se dio la homologación del acuerdo. En forma verbal, gestual o por dibujos el niño se pudo comunicar", agregó.

Incluso remarcó que el artículo 654 del Código Civil y Comercial de la Nación, referido al cuidado personal, que indica que "se debe tener en cuenta la opinión del niño y el mantenimiento de su centro de vida. Y, en este caso, más allá de que no hubo controversia y se homologó de común acuerdo, se incumplió con ese artículo ya que debió escuchárselo porque se estaba cambiando su centro de vida".

La magistrada apuntada./Foto: archivo.

Recordó que, posteriormente, a la víctima se le hizo una pericia, a través de una producción gráfica, cuya conclusión fue que "se registraron signos de indicadores de situaciones de violencia y abuso sexual infantil a través de figuras representativas del entorno familiar próximo".

Sancho aclaró que esa medida no se hizo en el momento en que actuaron las acusadas, pero acotó: "Solo quiero marcar que el niño pudo expresarse a través de sus dibujos".

En otro tramo del alegato, destacó el testimonio de Leticia Hidalgo, la tía política que tenía la custodia del menor antes de que fuera restituido a su madre el 4 de noviembre de 2020, al afirmar que "fue conmovedor cuando expresó que nadie le daba respuestas, que todos le decían que la madre es la madre y que siempre tendría razón, y que estaba agotada de seguir luchando contra el sistema".

Al referirse de manera puntual a la actuación de Catán, Sancho contó que el 7 de septiembre de 2020 un empleado de su asesoría recibió el traslado del juzgado y que "en 20 minutos se dictaminó que todo estaba bien, no se miró absolutamente nada", que no vio "en ningún lugar del expediente la firma en papel de la asesora" y que la funcionaria "ingresó por primera vez al sistema el 29 de noviembre de 2021, pocos días después del asesinato".

El jury comenzó la semana anterior y entre los primeros testigos declaró Dupuy padre, quien aseguró que a él "jamás" lo citaron en ninguno de los dos expedientes por el cuidado personal de su hijo y que "nunca" imaginó que el nene era maltratado porque, sino, "hubiera hecho algo" al respecto.

Tras la exposición del abogado particular Pablo Rodríguez Salto (por Pérez Ballester), de la defensora general Carina Ganuza y la defensora oficial, Ana Carolina Díaz (por Catán), que pidieron la absolución de ambas acusadas, las dos funcionarias pronunciaron sus últimas palabras.

La jueza pidió que "al momento de resolver, tengan en consideración las circunstancias reales, la verdad de lo que pasó", mientras que la asesora dijo que espera que el "jurado sea justo" por ellas y por Lucio y que espera que no haya "una cacería de brujas".

El pequeño fue asesinado el 26 de noviembre de 2021 en la casa de la calle Allan Kardec al 2300 de Santa Rosa, donde vivía con su madre y Páez.

El niño fue visto vivo por última vez a las 17.32 y entre esa hora y las 19.40 fue golpeado brutalmente, por lo que a las 21.30 fue llevado primero a un centro asistencial del barrio y luego al Hospital Evita, donde a las 21.45 se constató que ya estaba muerto.

Según determinó el tribunal de juicio al que fueron sometidas la madre y su pareja, ambas participaron de la golpiza mortal a la criatura, quien recibió puñetazos, patadas y palazos, además de un pisotón en la espalda por parte de Páez, el cual le provocó lesiones internas y un edema cerebral.

El pasado 26 de septiembre, el Tribunal de Impugnación Penal (TIP) de Santa Rosa confirmó las condenas a prisión perpetua para Espósito Valenti y Páez por el homicidio de Lucio y le agregó a la primera de ellas, el delito de abuso sexual.

Archivado en