Por insólitos robos, un hotel alojamiento comenzó a escrachar a sus clientes

Por insólitos robos, un hotel alojamiento comenzó a escrachar a sus clientes

El hospedaje temporario comenzó a utilizar sus redes sociales para intimar a quienes delinquen. Las imágenes se viralizaron por Twitter.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La dueña de un hotel alojamiento de la localidad bonaerense de Azul se cansó de los robos y tomó una polémica decisión: escrachar en las redes sociales a sus clientes. El último caso se produjo hace solo unos días y generó un gran debate.

“Hoy 25/06/22 de la habitación Nº 7 un Gol negro vidrios polarizados, de 16:10 a 17:30, se llevó el acolchado”, escribió en un posteo que acompañó con una imagen de la cámara de seguridad.

Las imágenes del ladrón.

Cansada de los delincuentes, la mujer comenzó desde hace algún tiempo a buscar una alternativa que le permitiera denunciar el hecho, sin perjudicar la intimidad de las personas que van a pasar un buen rato a su hotel. Por este motivo comenzó a subir posteos en sus redes sociales de las imágenes del ingreso y egreso de los vehículos, pero evitando colocar los datos completos de la patente.

“Peugeot 206 gris claro se llevó un toallón de la habitación 8. Patente termina en 3", expresó.

Sin embargo, el cuidado del anonimato llega hasta cierto punto. Si los ladrones de toallones o acolchados no devolvían los elementos, la mujer afirmó que iba a publicar las imágenes o videos completos, en donde se viera la patente.

Otra de las imágenes publicadas.

Los escraches hacia los propietarios de los vehículos tuvieron una ola de comentarios negativos en redes sociales. Además, afirmaron que ese apriete podría denunciarse e incluir la existencia de cámaras de seguridad en las habitaciones.

“No creo que esté bien la forma de actuar del motel. Primero sacar fotos a todos los vehículos que entran!. No creo que puedan hacerlo!. Y debe de ser cierto que también filman adentro como se corre los rumores!. Tienen que encontrar otra forma de que no les roben!”, expresaron algunos usuarios.

Tras esta situación, los dueños del alojamiento decidieron dar marcha atrás y borraron las imágenes de su cuenta. Pero era muy tarde, la noticia se había esparcido por Twitter.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?