El brutal caso de 6 niños maltratados por su madre: no van a la escuela ni tienen vacunas

El brutal caso de 6 niños maltratados por su madre: no van a la escuela ni tienen vacunas

El caso de Gladis es terrible. Desde hace 8 años denuncia a su hija por abuso contra sus nietos. Los niños no están escolarizados ni vacunados y, algunos necesitan asistir a una escuela de educación especial. Otros, deben operarse pero recibieron escasa atención médica. Una beba está casi ciega.

Ángeles Balderrama

Ángeles Balderrama

angeles.balderrama@hotmail.com

¿Por qué la Justicia no actuó antes?, ruega Gladis, la madre que denunció hace años a su hija por maltrato. En diálogo con MDZ, la mujer contó el calvario que vive ella y sus nietos, víctimas de la violencia de Analía. Ahora, una bebé está muy mal de la vista y Gladis afirma que "algo le puso en el ojo".

Denunciar a una hija es muy difícil, pero cuando no hace lo correcto es necesario. Este es el caso de Gladis, una mujer que vive en Alejandro Korn, una localidad del partido de San Vicente, provincia de Buenos Aires. Desde hace más de ocho años, viene denunciando a su hija Analía, pero "la Justicia no hace nada".

"Mi hija Analía es la mamá de todos los chicos maltratados, tiene seis en total. Dos de ellos están con el papá biológico, que se los sacó hace mucho tiempo, y los otros están en una situación difícil. Mi nieto Lautaro tiene a su papá, pero no se hace cargo, Leonel no tiene papá porque lo mataron hace varios años en Villa Fiorito, y la bebé Catalina y Máximo ahora están con su papá biológico", relató Gladis a MDZ.

Su nieta más pequeña, Catalina, ahora está internada y peligra su salud. "Algo le puso en el ojo y no sabemos qué. Se le hinchó, le entró una bacteria y los médicos tienen miedo de que se vaya a la cabeza. Le pregunté a mi hija, le escribí al WhatsApp para saber qué le puso, pero me bloqueó".

Gladis lamenta el punto extremo al que llegó la situación y, especialmente lo sufre aún más porque lleva años denunciando el abuso contra sus nietos. "La denuncié en La Plata, en Escalada (Zárate), Avellaneda, en Alejandro Korn. Subí un video a las redes y más o menos se hizo público, pero sino estaríamos en veremos. Nadie hizo nada, nadie fue a ver a los chicos".

Cada uno de los seis niños ha sido víctima de la violencia de Analía. "Contra Leonel (8) y Lautaro (10) se la agarró muchas veces. A Leonel le pegaba desde los seis meses y lo dejaba llorando". Por su parte, el mayor posee retraso madurativo, padece epilepsia y necesita asistir a una escuela de educación especial, pero no está escolarizado. De hecho, ninguno de los niños lo está.

La escolarización es la punta del iceberg. Según el relato de la mujer, los niños tampoco están vacunados. "Hace 15 días les agarró Covid y tuvimos que salir corriendo al hospital porque estuvieron mal".

El caso de otro de los niños, Máximo, la mantiene preocupada. "El nene nació con los pies retorcidos hacia adentro, las manitos están hacia afuera y no sé si va a caminar en algún momento. Tenían que hacerle varias operaciones pero es un niño que recibió muy poca atención médica, casi nada". 

Así quedó la remera de uno de los niños tras un episodio de maltrato.

"No está bien de la cabeza"

Gladis afirma que no sabe lo que la pasa a su hija, pero entiende que es muy violenta con sus hijos. "Para mi no está bien de la cabeza, yo creo que está enferma". 

"Los llegó a agarrar a trompadas a los chicos y hay testigos de esa situación que pasó en San Vicente. Temo que uno de ellos termine como el nene Lucio (haciendo referencia a Lucio Dupuy, el niño asesinado por su madre y la pareja)". La mujer relató a este portal que pidió muchas veces que Analía fuese analizada por médicos, pero "no le hicieron caso". "No sé que pasó con la Justicia".

Al igual que Gladis, Natalia, su otra hija y hermana de Analía, también efectuó una denuncia en noviembre, pero obtuvo la misma negativa. "En Niñez, Adolescencia y Familia le dijeron que la retuviera hasta el día jueves, que ellos iban a pasar a verla y conocer el estado de salud de los chicos. Nunca vinieron".

Frente al desconcierto por la falta de accionar, la mujer decidió usar las redes sociales para pedir una desesperada ayuda. Ingresó al grupo "Justicia por Lucio" y relató lo que le estaba sucediendo en su hogar. Rápidamente, una abogada se puso en contacto con ella y le envió una serie de audios explicativos que fueron la clave para buscar una solución.

Con esos mensajes, Gladis se dirigió nuevamente al sistema de protección de menores y les hizo escuchar el relato de la abogada. Durante la misma jornada, minoridad se hizo presente en el domicilio y sacó a la mujer maltratadora de esa casa.

Sin embargo, algo lamentable llegó a su vida: "Tengo cáncer y no sé cuánto tiempo voy a poder estar con los nenes", relató Gladis a MDZ. Ahora, sin el accionar de la Justicia, no sabe qué puede depararle el futuro a esos seis pequeños.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?