Palermo: hallaron a un chico de 14 años con un disparo en la cabeza

Palermo: hallaron a un chico de 14 años con un disparo en la cabeza

El joven había salido de su casa para asistir a la escuela, pero nunca llegó. La familia recibió un llamado extorsivo, pero aún se desconoce si está relacionado.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La Policía investiga las circunstancias en las que fue encontrado un adolescente de 14 años en los Bosques de Palermo. El menor tenía un disparo en la cabeza y fue llevado de urgencia al Hospital Ricardo Gutiérrez, donde fue operado y su estado es gravísimo.

El joven, de nombre Benjamín y estudiante de la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Sofía E. Broquen de Spangenberg, conocida como Lengüitas, había salido de su domicilio el viernes pasado para asistir al establecimiento, pero nunca llegó. Su búsqueda comenzó a difundirse en redes sociales y la familia del chico recibió un llamado extorsivo en el que se le comunicó que estaba secuestrado, además de exigirse 80 mil pesos como rescate.

En el caso tomó intervención la Policía Federal, que realizó un intenso rastrillaje, el cual terminó cuando el joven fue hallado durante la madrugada del domingo herido de un disparo en la cabeza en las inmediaciones del predio del Club de Amigos, a pocos metros de las vías del ferrocarril Belgrano Norte y la estación Saldías, en el barrio de Palermo. El rastrillaje se realizó a partir de un llamado telefónico que recibió del chico su padre, aparentemente, el cual le relataba con la voz entrecortada que se encontraba en un lugar lleno de piedras.

El chico fue hallado a partir del rastreo de su celular y tras un rastrillaje intenso en la zona que marcaba. Junto al joven, los policías hallaron su celular y un revólver de calibre 22.

Según indicaron voceros ligados a la investigación, el chico recibió el disparo en la sien y no tenía orificio de salida. Por este motivo, el menor permanecía en estado de coma.

En cuanto a la llamada que indicaba un secuestro extorsivo, se supo que procedió de la zona de Florencio Varela, la cual abarca una unidad penal. Las sospechas apuntan a que se trató de oportunistas que aprovecharon la publicación del número de teléfono de la familia en las redes sociales, en el marco de los esfuerzos para buscar al chico, por lo que la teoría del secuestro estaría descartada. Ahora, la hipótesis que más resalta es la de un posible suicidio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?