Entre Ríos

"Me estoy muriendo, cuidá a los nenes": el crudo relato de un policía asesinado en Año Nuevo

Jesús Fernández fue atacado, golpeado y apuñalado por un grupo de adolescentes que le quitaron la vida. Valeria, su esposa, pide justicia: "Quiero que todos paguen. No puede ser que con 14 o 15 años vos te cagues en la vida de cualquiera".

MDZ Policiales
MDZ Policiales jueves, 6 de enero de 2022 · 12:20 hs
"Me estoy muriendo, cuidá a los nenes": el crudo relato de un policía asesinado en Año Nuevo
El hombre fue asesinado por una patota de adolescentes en Gualeguay

"Gorda me estoy muriendo, cuidá a los chicos", fueron las últimas palabras que le dijo Jesús Fernández (36) a su esposa Valeria. El hombre era policía y fue asesinado de seis puñaladas por un grupo de adolescentes en Gualeguay, durante la noche del 31 de diciembre.

La pareja fue a recibir la llegada de 2022 a Gualeguay, Entre Ríos, junto a sus hijos (de 14 y 6 años), la hermana de Valeria y una sobrina de 13 años. Además, también celebraban 17 años juntos.

Sin embargo, un simple hecho como ir al baño lo condujo a su muerte. "Fue a hacer pis a un lugar oscuro, donde nadie podía verlo" y, de repente, Valeria escuchó que su marido la llama: "Guarda gorda, dale, vení, mirá lo que me hicieron".

Al verlo se da cuenta que una joven lo agredió y decide ir tras ella. Sin embargo, en la búsqueda, la chica regresaba con una patota de "entre 20 y 30 chicos". "Estarían enojados porque estaba haciendo pis", pensaba Valeria.

"Sin decirnos nada, ni darnos la oportunidad de nada, nos agarran y nos re cagan a palos, nos encerraron. A Jesús lo agarraron entre 10 o 12 gurises a pegarle, apuñalarlo, le pegaron con cadenas. Tenían cuchillos, tenían cuchillas, tenían palos de punta, varillas", relató.

Al sentir unos gritos, su hijo mayor se acercó al lugar. Le pegaron y lo apuñalaron dos veces pero pudo correr a esconderse en el auto de familiar junto a su hermano. En tanto, Valeria fue rodeada por cinco varones que la atacaron. "Tengo la cabeza abierta, tengo cuatro o cinco tajos, todos con punto. El ojo cortado, la oreja cortada, una puñalada en el pecho. La cara desfigurada", relató Valeria.

Minutos después, la mujer sintió que nuevamente su pareja la estaba llamando: "Gorda, me pincharon, me estoy muriendo. Cuidá a los nenes, te amo"

"Él trataba de pararse y yo trataba de hacerle presión en la herida con la remera, era una agujero bien grande que sangraba muchísimo. Él desde un primer momento sabía que se moría. Lo único que me decía es 'me muero, me muero'", expresó.

Los ataques continuaron

Valeria afirmó que actualmente los jóvenes "paran en la esquina de su casa", y durante el velorio de Jesús, "la colorada" que comenzó la agresión pasó frente a ella por la vereda con otra amiga y dos jóvenes a "insultarla, provocarla y reírse". 

"Quiero que todos paguen. No puede ser que con 14 o 15 años vos te cagues en la vida de cualquiera y dejes a dos chicos huérfanos porque la Justicia no puede meterte preso".

Archivado en