Le cortaron los dedos para robarle: su jefe tomó una drástica decisión

Le cortaron los dedos para robarle: su jefe tomó una drástica decisión

Martin Abraham tiene 19 años y el lunes fue salvajemente asaltado mientras realizaba su trabajo como cadete de delivery. Mientras se disponía a llevar un pedido a la casa de un cliente fue abordado por sujetos que le lanzaron un machetazo hacia la cabeza.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Martin Abraham tiene 19 años y el lunes fue salvajemente robado mientras realizaba su trabajo como cadete de delivery, en Tucumán. El accidente laboral lo dejó en tan malas condiciones que su jefe tomó una drástica decisión en el local.

El joven jamás esperó vivir una secuencia como la que tuvo que enfrentar: mientras se disponía a llevar un pedido a la casa de un cliente fue abordado por sujetos que le lanzaron un machetazo hacia la cabeza. Rápidamente el joven se protegió y puso su mano izquierda por delante para evitar ser golpeado, pero el machete terminó arrancándole cuatro dedos. Solo quedó con su pulgar.

Con tan solo una mano disponible, Martín huyó manejando su propia moto. El joven está por ser papá y su pareja también trabaja en el mismo local de comidas.

Al ver el terrible estado en el que quedó el futuro padre tras el  brutal robo, su jefe Sergio Santillán que tiene dos sucursales y 16 cadetes tomó una drástica decisión: no hay más delivery. El hombre relató a medios locales que no puede seguir arriesgando la vida de sus empleados que han sido robados 7 veces en un mismo año.

"El Turco", como se llaman los locales ubicados en Tucumán, comenzaron con esta modalidad durante la pandemia, cuando tenían miedo de que el negocio no prosperara por el encierro. Sin embargo, ahora temen que los empleados no sobrevivan a la inseguridad.

Pese a que el delivery le dejaba cerca de la mitad de la recaudación total, los 16 cadetes no serán despedidos: el jefe decidió reasignarlos hacia otras tareas como la cocina o atención de los lugares.

La historia de "El Truco" saltó a la fama luego de que una periodista tucumana compartiera la historia del negocio a través de su cuenta de Twitter y se viralizó. La mujer dio una recomendación: "Si salen a dar una vuelta y quieren comer rico, vayan al Turco. Van a ser bien atendidos y van a estar colaborando con un negocio familiar que decidió facturar menos para cuidar a sus empleados".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?