Brutal tortura en un country: le arrancaron 6 uñas para que entregara el dinero

Brutal tortura en un country: le arrancaron 6 uñas para que entregara el dinero

Aunque la familia afirmó que les dieron todo lo que tenían, el robo se produjo bajo un alto nivel de violencia. Amenazaron con cortarle la lengua a una niña y hasta le explotaron una prótesis mamaria a una mujer.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El country San Eliseo de la zona de San Vicente vivió un brutal episodio de violencia tras un robo. Las víctimas fueron el empresario gastronómico Maximiliano Ferrari y su familia. Para robarle, torturaron a la mujer: le arrancaron seis uñas y le explotaron una prótesis mamaria.

El hecho ocurrió durante la madrugada del miércoles cuando una banda integrada por cinco hombres ingresó al barrio privado San Eliseo. Para entrar, cortaron un alambrado, cavaron un pozo y atravesaron dos nuevos alambrados electrificados.

En medio de la noche tan calurosa, la familia Ferrari le sugirió a su empleada que durmiera con la ventana abierta. Cerca de la 1 am, los delincuentes ingresaron por ese lugar y sorprendieron a la familia mientras dormía.

"Les di todo lo que teníamos, pero querían más. Entonces, empezaron a arrancarle las uñas con un alicate. Le sacaron seis en total”, dijo Maximiliano Ferrari sobre la tortura a su esposa a TN.

A pesar de que el nivel de violencia ya era alto, las amenazas continuaron: "Querían cortarle la lengua a una de mis hijas gemelas", dijo el hombre. "Ahí nos enajenamos con mi esposa. Pensamos: ‘Estamos muertos’. Yo tiré al piso a uno y ella mordió a otro, como eran cinco y nos superaban en número, y volvieron a pegarnos. Le dieron una patada voladora a mi esposa e intentaron atarnos, pero la situación ya se les había ido de las manos y optaron por escapar”, continuó.

En medio del robo, una de las hijas de la pareja recibió un fuerte golpe cuando intentaba defender a su madre y debió ser hospitalizada. Por su parte, la mujer también tuvo que ser trasladada a una clínica. “Le reventaron una prótesis por lo que deberá ser intervenida. La golpearon tanto que la cara parece una máscara de lo hinchada que está".

Las cámaras de seguridad de la casa captaron el ingreso de los malvivientes pero no obtuvieron un material claro para identificarlos. Además, si bien la casa tiene vecinos a sus costados, una de las familias no se encontraba en el lugar y en la otra no se registró movimiento.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?