Encontraron huesos en Potrerillos y se vuelve a hablar de Viviana Luna

Encontraron huesos en Potrerillos y se vuelve a hablar de Viviana Luna

La noticia se conoció pasado el mediodía de este miércoles y hay un importante operativo alrededor de la zona en la que se hallaron trozos de un cráneo, dentro de una casa abandonada. La novedad vuelve a traer a la mente el caso de Viviana, la mujer que desapareció en 2016. Habría algunos escritos.

Facundo García

Facundo García

Fuentes locales confirmaron a MDZ que durante la tarde de este miércoles se registra gran movimiento en la zona de Potrerillos ya que se encontraron restos óseos y, lo que es más, se especula con la posibilidad de que esos huesos sean de una mujer que desapareció en 2016. Si bien es temprano para confirmar esa versión, el nombre de Viviana Luna aparece en las conjeturas y hay gran expectativa. 

El punto en el que se concentra la actividad es una casa abandonada que ya se había revisado anteriormente, ubicada un poco más arriba del Valle del Sol, en las inmediaciones de Los Zorzales. Es una propiedad enorme que lleva años sin utilizarse, y aún no se conoce el nombre del dueño. Al lugar ya llegó personal de Policía Científica, antropólogos forenses y el fiscal Gustavo Pirrello, más el jefe de la fiscalía de Homicidios Fernando Guzzo. 

La mujer dejó extrañas cartas para sus hijos.

"Se encontraron pedazos de cráneo con una especie de monederito en el que había algunos papeles. Pero los investigadores todavía no han tocado nada a la espera de que trabaje Científica", confirmó a este diario una persona que conoce el terreno. Desde la familia Luna recalcaron que existirían "pistas que comprometen a importantes personas de la sociedad mendocina", si bien al cierre de esta nota sólo había rumores sobre ese aspecto. Se habla extraoficialmente de una lista con nombres pero, otra vez, son trascendidos.

"Llama la atención porque se trata de un terreno que en su momento se había rastrillado. Ahora, las medidas que probablemente vendrán son los análisis de ADN, aunque el hecho de que la muestra esté calcinada podría complicar esas pruebas", comentó una alta fuente del Ministerio Público.  

El área donde se está haciendo la inspección. Imagen: Roxana Orellano.
En el lugar está Policía Científica, los fiscales y hasta Bomberos. Imagen: R.O.
Fuentes locales confirman que hay gran hermetismo. Imagen: R.O.

El rastreador

El hallazgo se produce luego de que la familia propusiera contratar a un rastreador oriundo de Río Negro, Marcos Herrero. Desde el entorno de Herrero contaron que los perros de rastreo fueron directamente a ese sitio, a partir de una toma de olor de Viviana Luna. De ahí que haya mucha ansiedad por conocer qué es exactamente lo que detectaron. El trabajo se concretó con los animales sueltos, mientras se filmaba y se incorporaban testigos para presenciar la acción. 

Marcos Herrero (izquierda) participó de la búsqueda.

Los perros marcaron un depósito del baño, una suerte de pozo, que estaba lleno de escombros. Comenzaron a ladrar y posteriormente se extrajo de ahí la parte superior de un cráneo, más otros fragmentos que estarían quemados y con algún grado de descomposición.

Sin embargo, aún no está confirmado que se trate de restos humanos. Sí se sabe que desde el inicio de la búsqueda de Viviana se recorrieron los cerros del área en procura de algún dato sobre la mujer desaparecida ¿Será este el principio del final del caso?

Desaparecida

Aquel 7 de diciembre, Viviana Luna tenía una entrevista de trabajo. A esa hora las calles de Potrerillos estaban bastante tranquilas, así que no costaba verla: su figura destacaba en el camino. Entre los últimos testigos que la vieron hay algunos que dicen haber notado que cada tanto miraba para atrás, como si temiera a alguien que la seguía. Después viene el vacío, la duda. 

Y mucho se habla sobre lo que puede haber ocurrido con ella. Sus familiares no admiten la posibilidad de que se haya ido. Por más que se hayan recuperado algunas cartas de despedida que ella habría escrito en una computadora, sus hijos creen que no son palabras de ella, y que pudo haber sido obligada a redactar esas líneas. Días antes de su desaparición, Viviana pintó cuadros, conversó con sus hijos. Todo parecía "normal". 

En medio de la búsqueda que ya lleva años, se han dado episodios inquietantes, como un "me encanta" desde el perfil de Facebook de Viviana que -según contó una de sus hijas- le apareció en una publicación. Por lo bajo, los vecinos de Potrerillos admiten que "debe haber alguien que sabe algo". Ese alguien, si existe, todavía no habló. 

Aquí abajo, algunas de las transmisiones en vivo que la comunicadora Roxana Orellano está haciendo desde el lugar del operativo:

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Escriba a fgarcia@mdzol.com

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?