Causa de las coimas

Bentogate: la respuesta del juez sobre su crédito "de vivienda única" en el Banco Nación

El juez imputado en el expediente que sacude a la Justicia Federal de Mendoza presentó este martes un descargo en el que cuestionó recientes acusaciones que lo señalaban por haber obtenido un préstamo trucho en el Banco Nación. Aquí, su respuesta.

Jorge Caloiro y Facundo García martes, 28 de septiembre de 2021 · 17:40 hs
Bentogate: la respuesta del juez sobre su crédito "de vivienda única" en el Banco Nación
Bento ingresando a Tribunales para presentarse a una de las indagatorias Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Una de las últimas acusaciones que el fiscal Dante Vega hizo contra el juez federal Walter Bento tiene que ver con un préstamo del Banco Nación que se le habría otorgado de forma irregular. Se trata de fondos destinados a la adquisición de una "vivienda única"; aunque, como se sabe, el magistrado en cuestión posee bastante más que una casa. Por eso el cuestionamiento y por eso el descargo que Bento presentó este martes ante el juez Eduardo Puigdéngolas.

La gran duda era si Bento mintió sobre su patrimonio para conseguir el dinero. Según la normativa, la línea de préstamos como el que el juez solicitó en 2011 junto a su esposa Marta Boiza ponía como condición que los beneficiarios no tuvieran otras viviendas. Y en su escrito, el imputado da explicaciones sobre cómo hizo para que le aprobaran el desembolso.

"Vega está auditando toda mi vida" (Bento)

Dice, por ejemplo, que él había informado a las autoridades del banco que sí poseía otros inmuebles, y que teniendo en cuesta eso había pedido que se hiciera una "excepción". La respuesta de los gerentes fue positiva y tuvo en consideración que el peticionante era un juez federal en funciones.

Es decir que aparentemente los créditos de vivienda única del BN se otorgan a personas que no tengan casa y a magistrados que sientan la necesidad de contar con una entrada extra. Aquí abajo puede consultarse el documento bancario que adjuntó Bento para mostrar que comunicó su situación patrimonial a las autoridades financieras. Es la autorización que dio la Gerencia General del BN ante el pedido que habían hecho el juez y su esposa. Allí se lee que queda autorizada "la excepción" aún "cuando el solicitante es titular de otros inmuebles":

El documento que adjuntó Bento muestra que el Banco Nación actuó con él de forma "excepcional", aunque no necesariamente ilegal. 

Para la defensa del juez, esa prueba demostraría que no existieron maniobras ocultas. "Vega -acusa Bento en su descargo- está auditando toda mi vida para encontrar delitos". 

Personas expuestas

La presentación del juez toca otros asuntos, como una irregularidad en la venta de un departamento ubicado en calle España (Ciudad de Mendoza) que se concretó el pasado 8 de abril. El Ministerio Público encontró que esa operación se realizó sin tener en cuenta que la parte vendedora estaba compuesta por personas expuestas políticamente (PEP).

¿Por qué esto es importante? Porque al concretarse movimientos que involucran a PEP, es obligación informar a la Unidad de Información Financiera para que pueda existir un seguimiento. Bento argumenta que  "la escribana reconoció que incurrió en omisiones involuntarias" a la hora de redactar la documentación, lo cual "incidió en que nadie advirtiera el error". Lo concreto es que no se habla de personas expuestas en esa operatoria; y todo se habría tratado de un yerro involuntario, potenciado quizá por el "agobio" que el avance de la causa genera en los imputados.

Walter Bento sigue en funciones y tiene competencia electoral.

La venta de dólares

Dicho todo lo anterior, el juez se refiere a una de las últimas acusaciones que se sumó en la causa de las coimas: la que involucra a Enrique de la Cruz y José María Sanguedolce. La fiscalía conjetura que estos últimos regenteaban una "cueva" de cambio de divisas en la Galería Tonsa (Ciudad) y que Bento habría demorado las acciones para que los operativos contra ellos no avanzaran. 

En su escrito, sin embargo, el juez enumera diferentes medidas que tomó, y asegura que cuando existieron demoras fue porque la fiscalía así lo decidió o porque él no había tenido acceso a ciertos informes. Enfatiza, por otra parte, que a su criterio cumplió con todos los pedidos de los investigadores e intervino todas las líneas telefónicas que le solicitaron.

Y hay duras críticas a algunos periodistas, cómo no. El juez cuestionado aprovecha para denunciar supuestos contactos del fiscal Vega con la prensa. En ese sentido, se sirve otra vez de la teoría del lawfare, algo que apareció también cuando sus abogados defensores fueron entrevistados por este medio

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Archivado en