¿Debería existir un protocolo especial para docentes acusados de abuso?

¿Debería existir un protocolo especial para docentes acusados de abuso?

El caso de un director de escuela que clama ser inocente pero que fue acusado, encarcelado y luego vejado en una celda por otro preso abre el debate acerca de la situación de los maestros. Al trabajar con cientos de menores, ¿están más expuestos a denuncias sin fundamento?

Facundo García

Facundo García

El caso de Luis -un director de escuela imputado por abuso sexual, encarcelado y vejado luego por otro preso en una celda- invita a debatir sobre la situación de los docentes frente a las acusaciones de ese tipo. Porque si bien la Justicia todavía no se expidió sobre su culpabilidad, es innegable que el hecho de trabajar con cientos de menores hace que las posibilidades de ser denunciado con o sin fundamento aumenten ¿Hay que detener a los maestros de inmediato cuando un niño o niña los señala como agresores? 

Las abogadas Agustina Maddiona y María Elena Quintero representan a los dos acusados en este escándalo que sacudió a la comunidad educativa mendocina. "Creemos que es un caso que amerita poner en discusión cuáles son los protocolos a seguir cuando se acusa a un docente de asuntos tan graves, porque ellos están muy expuestos: trabajan con cientos de pibes", recalca Quintero.

La letrada dice que al desempeñarse en esos ámbitos, profesores y directivos están en una situación compleja ante las denuncias. "Yo entiendo que después de lo que ocurrió con el caso Próvolo hemos aprendido que a los testimonios de los alumnos hay que tenerlos en cuenta y hay que investigar, sin dudas. Pero la falta de prudencia en las investigaciones puede llevar a que se cometan enormes arbitrariedades".

"Supongamos que un docente tiene 35 chicos a cargo. Cada uno de los alumnos tiene familia, con lo cual se multiplican las personas con las que se conecta. Si una sola hace una denuncia -que puede ser falsa- el educador está en gravísimos problemas" (Quintero)

Es lo que, a su criterio, ocurrió con Luis. Se recordará el caso: el pasado 27 de mayo, la mamá de un nene de 7 años denunció al director de la escuela Juan Gregorio Las Heras (Las Heras, Mendoza), así como a una de las secretarias -a quien definió como "entregadora"-. Se trata de una institución con unos 800 alumnos, cabecera del departamento. La repercusión fue inmediata.

Mientras la fiscal de delitos contra la integridad sexual Virginia Rumbo se hacía cargo de la investigación, el hombre fue detenido al día siguiente, alrededor de las 19 y en la propia escuela, mientras supervisaba la colocación de cámaras de seguridad. Aquel día, en medio de una serie de allanamientos, se secuestraron teléfonos y computadoras.

Denuncia y rejas

La mamá que denunció hablaba de una tal "Virginia", aunque en realidad se refería a V., una de las secretarias de la institución. La marcaba como quien llevaba al menor hacia la dirección, donde se habrían producido los hechos. 

Cuando V. fue a declarar, la dejaron inmediatamente detenida en la comisaría, a pesar de que tiene hijos a cargo. Luego consiguió pasar a prisión domiciliaria. Hoy su situación sigue siendo la de imputada, pero está en libertad. Luis, por su parte, la pasó mucho peor. El director llegó al calabozo con el karma de haber sido denunciado por abuso y -acaso por eso- fue vejado sexualmente por otro preso.

"Se dijo que la difusión de ese episodio era una estrategia nuestra. La verdad es que es difícil creer que algo así puede sumar algo a la defensa. De hecho, nosotras nos quejamos porque fue un hecho en el que nuestro defendido quedó muy expuesto y nos comunicamos con la Procuración General. Pero no obtuvimos ninguna respuesta", expresa Quintero.

Y continúa: "Sacá la cuenta. Supongamos que un docente tiene 35 chicos a cargo. Cada uno tiene familia, con lo cual se multiplican las personas con las que se conecta. Si una sola de todas esas personas hace una denuncia -que puede ser falsa- el educador está en gravísimos problemas. Esto tiene que ser contemplado". 

Lo que resta saber 

A lo largo de la entrevista, Quintero se permitirá dudar de la acusación a partir de algunos datos. Según dice, el chico que relató los presuntos abusos ya había llamado la atención de los docentes.

"De hecho -detalla- el mismo director había labrado un acta porque había elementos que lo preocupaban sobre este niño; y ya se le estaba dando intervención a los Equipos Técnicos Interdisciplinarios (ETI). Es más: hay un mensaje que Luis le envía a la psicopedagoga, en el que le informa que ve en ese nene la posibilidad de que esté sufriendo algún tipo de abuso en otro ámbito".

Ya se realizó una cámara Gesell y ahora se esperan los estudios posteriores, que pueden ser determinantes

El menor afirmó que cuando lo llamaban a la dirección, se cometían abusos, le sacaban fotos y luego las eliminaban. En los teléfonos secuestrados -responde la abogada defensora- no se encontró nada de eso. "La verdad es que no sabemos a ciencia cierta cuál es la condición de ese chico. Sí sospechamos que tiene una memoria prodigiosa y repite todo lo que dice la madre. Pero durante años ha estado sin tratamiento", comenta. "Por otro lado, esta mamá afirma que hubo abusos en febrero, cuando el calendario escolar ni siquiera había empezado". 

Ya se realizó una cámara Gesell y ahora se esperan los estudios posteriores, que permitirán tener una visión más nítida de lo que refiere el pequeño. Hoy, la secretaria V. sigue imputada aunque en libertad -con restricción de acercamiento- y Luis está con prisión preventiva en la modalidad domiciliaria. "Hablamos de un docente con 24 años de antigüedad, que no había presentado problemas nunca antes. Su esposa trabaja en la misma escuela y su hijo estudia ahí", aporta la abogada.

Quintero da un último dato. Hace días se enteró de que el niño que denunció el abuso estaba internado en el Hospital Carrillo. "Y no sabemos por qué. Sólo sabemos que desde el ETI se lo han sacado a la mamá, pero desconocemos el motivo; sólo trascendió que la intervención se produjo debido a una 'posible vulneración de derechos'. Es imprescindible, para que se destape la verdad, que se revele de una vez qué es lo que pasa con este menor". 

La madre del niño volverá a ser entrevistada el 12 de octubre. El nene fue cambiado de escuela. Las abogadas defensoras dicen que mientras se desarrolla en sordina este drama, ellas preparan el pedido de sobreseimiento. En tanto, los docentes de la escuela Juan Gregorio Las Heras grabaron el siguiente video para el día del maestro, en el que cuentan qué sienten frente a lo sucedido:

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?