Caso Próvolo: impunidad en La Plata

Caso Próvolo: impunidad en La Plata

Nicola Corradi fue condenado a 42 años de prisión por los abusos a menores en Mendoza, pero en La Plata quedó absuelto.

Redacción MDZ Online

La suerte de Corradi quedó echada en Mendoza cuando se fijó su condena a 42 años de cárcel por una serie de abusos sexuales cometidos que cometió entre 2005 y 2016 contra un grupo de menores hipoacúsicos, de entre 7 y 17 años en el Instituto Próvolo de Luján de Cuyo, al cual ellos asistían.

En detalle, la Suprema Corte de Justicia mendocina confirmó las condenas de 42, 45 y 18 años de prisión contra Corradi, el cura Horacio Corbacho y el jardinero Armando Ramón Gómez, respectivamente. Las condenas se basaron en los 28 casos de abuso sexual cometidos durante más de una década.

Sin embargo, tal como publicó el periodista Gustavo Carabajal en el diario La Nación "mientras "en Mendoza, el Tribunal Penal N° 2 condenó a los tres imputados y el Máximo Tribunal de Justicia de esa provincia ratificó la sentencia, en La Plata, la Sala III de la Cámara de Casación bonaerense dictó la prescripción de la causa".

De este modo, Corradi y un profesor no serán juzgados por al menos ocho abusos sexuales contra menores, ya que el camarista Víctor Violini entendió que "la aplicación de la ley penal contra el imputado violenta los principios de legalidad y debido proceso establecidos en el artículo 18 de la Constitución Nacional".

Finalmente, la resolución que benefició a Brítez, también fue firmada por el juez Ricardo Borinsky. Pasados tres días, los magistrados de la Sala III de la Cámara de Apelaciones de La Plata decidieron excarcelar al imputado.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?