Bentogate: la "jugada maestra" (o no) del juez para que no lo suspendan

Bentogate: la "jugada maestra" (o no) del juez para que no lo suspendan

Esta mañana, MDZ informó que el juez federal Walter Bento había presentado un escrito en el que renunciaba a la apelación de su procesamiento frente a la Cámara Federal de Mendoza debido a que recurriría a tribunales internacionales ¿Cuál puede ser el sentido profundo de esta estrategia?

Jorge Caloiro y Facundo García

Por momentos, el universo jurídico tiene la elegancia y la nitidez de una partida de ajedrez. Otras veces las estrategias se vuelven opacas. En algún punto entre esos dos extremos está la decisión que tomó esta semana el juez federal Walter Bento, que presentó ayer un escrito en el que informa que desistió la apelación del procesamiento de él y de su pareja, Marta Boiza, porque antes que recurrir a la Cámara Federal de Mendoza prefiere ir a una corte internacional. Pero, ¿cuál puede ser el sentido de este movimiento?

Tal como informó MDZ esta mañana, el escrito dice explícitamente que la defensa de Bento y Boiza -integrada por los abogados Mariano Cúneo Libarona y Gustavo Gazali- considera a la Cámara Federal como parte de una amplia maniobra de lawfare en la que se intenta desplazar de su cargo a Bento, que además de ser un juez con competencia electoral es uno de los magistrados más poderosos de la provincia.

El 26 de julio, el juez Eduardo Puigdéngolas -que tiene a su cargo la "causa de las coimas"- dictó el procesamiento de Bento, Boiza y otra veintena de imputados. Tras esa noticia, la pelota quedó en terreno de la Cámara Federal, que recibiría las apelaciones; y la acción todavía está allí para la mayoría de los acusados. Bento hizo otra cosa: tiró el balón afuera en el texto que trascendió hoy, donde insiste con la teoría de que los medios y un sector de la política se lo quieren llevar puesto. Con ello, justifica recurrir a algún fuero internacional. 

Pero hay un dato que vale la pena tener en cuenta para comprender el panorama. Mientras ocurre todo lo anterior, el Consejo de la Magistratura -que es la entidad que deberá resolver la suspensión del juez para luego conformar un jurado de enjuiciamiento que, eventualmente, quite los fueros- se apresta a tomar decisiones sobre el caso. Hasta allí también ha ido Bento con su tesis del lawfare.

Y a partir de todo lo anterior es que cabe interpretar el reciente escrito de Bento y su súbita fe en los tribunales que poseen sede fuera de Argentina. La teoría que él defiende es que tanto el fiscal Dante Vega como el juez Puigdéngolas se han complotado contra él. Dos magistrados "hostiles", nada más. Es un postulado relativamente verosímil. Pero si al procesamiento firmado por Vega y Puigdéngolas se le añadía la de los camaristas -que podían confirmar el procesamiento-, la posibilidad de "vender" la teoría del lawfare se complicaba.

Es más: Comodoro Py -el máximo tribunal penal de la Nación- ya se expidió en contra de Bento y Boiza en su intento de apartar de la investigación a Vega y Puigdéngolas, cuando confirmó a ambos al frente de la pesquisa ¿Tan lejos llega el complot? Uno estaría tentado a pensar que, para Bento, lawfare es todo lo que no le conviene.

Qué pasará con los otros imputados

Con las noticias de esta semana, tanto el procesamiento de Bento como el de Boiza quedan firmes, en tanto que la situación del resto de los numerosos imputados que apelaron el fallo de Puigdéngolas deberá ser definida por la Cámara.

Walter Ricardo Bento está acusado de ser jefe u organizador de una asociación ilícita en concurso real con cohecho pasivo (cobrar coimas) en diez oportunidades; en concurso ideal con prevaricatoretardo de Justiciaenriquecimiento ilícito y lavado de activos de origen delictivo. Por su parte, Boiza está imputada por enriquecimiento ilícito y lavado.

En el expediente hay, asimismo, acusados por pagar "cometas", varios arrepentidos que han confirmado la tesis de la fiscalía y algunos testimonios que han salido a "bancar" a Bento. La batalla jurídica está lejos de haber terminado y en el centro sigue la estampa -en año de comicios- del juez federal con competencia electoral de la provincia.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?