Dijo que la raptaron y causó preocupación, pero se había ido de picnic

Dijo que la raptaron y causó preocupación, pero se había ido de picnic

Desde principios de noviembre, los vecinos de San José (Guaymallén) estaban alarmados por el caso de una chica que -supuestamente- había sido secuestrada camino a la escuela 4-118. Se movilizó a policías y hubo manifestaciones de padres y alumnos. Ahora, nuevos datos muestran una realidad incómoda.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El 1 de noviembre se inició un caso que generó gran inquietud: aparentemente una chica había sido secuestrada y víctima de abuso cuando iba a la escuela 4-118 "San José", de Guaymallén. Este jueves, el Ministerio Público Fiscal de Mendoza difundió un comunicado que sorprendió a muchos y que destapó un enorme problema que enfrentan las Fuerzas de Seguridad.

El texto dice: "Se iniciaron estas actuaciones a raíz de que una adolescente de 17 años de edad había aparecido, a las 23:15 horas aproximadamente, en un local comercial de Ciudad, requiriendo ayuda y anunciando que había sido privada ilegalmente de su libertad".

La adolescente manifestó no recordar nada de lo sucedido desde las 17:40 horas en adelante; declaró que fue metida por la fuerza en vehículo tipo traffic en inmediaciones del colegio técnico 4-118 "San José", y apareció sin más en cercanías del Hospital Central pasadas las 23.

"Las pruebas muestran que en ningún momento la adolescente estuvo en las inmediaciones del colegio"

El informe continúa: "De una exhaustiva investigación llevada adelante en oficina fiscal N° 8 de Guaymallén, a cargo del fiscal Juan Manuel Sánchez, con supervisión de la fiscal jefa Laura Rousselle, se logró determinar que en ningún momento la adolescente estuvo en inmediaciones de su colegio, y que entre las 17:00 y 21:00 horas aproximadamente se encontraba con dos amigos (un hombre y una mujer) en el parque Metropolitano de Maipú". 

Es decir que todo indicaría que no hubo secuestro ni violencia alguna; y sí un paseo por espacios verdes.

Evidencias

Incluso existen fotografías donde se ve la reunión que habría tenido la joven. "Conforme surge de la información plasmada en los movimientos de la tarjeta SUBE utilizada por la causante, entre las 17:00 y 23:00 horas realizó distintos viajes; teniendo el último de estos, en su recorrido, parada en inmediaciones del Hospital Central (lugar dónde ella solicitó ayuda en un bar cercano). Tras su aparición e intervención policial, fue trasladada al Hospital Lagomaggiore donde se descartó que la misma haya consumido estupefacientes y cualquier tipo de droga que pudiera hacerle perder el conocimiento, como así también se desestimaron signos de haber sufrido algún tipo de agresión sexual y/o física", sigue el escrito.

"Estaba preocupada por que su mamá no se enterara de que había faltado a la escuela", coincidieron los amigos de la chica.

La madre, por su parte, recalcó que la muchacha no había manifestado ser víctima de un abuso sexual ni sospechaba haber sufrido alguna agresión en tal sentido. Asimismo, los adolescentes allegados a la joven admitieron haber estado con ella en el parque Metropolitano de Maipú y que la chica se mostraba preocupada por la hora en que se retiraron del lugar (22:30 horas), ya que no quería que la madre se enterara de que no había ingresado al colegio.

Lo insólito del caso es que a raíz de la primera versión se generó una reacción muy virulenta por parte de la comunidad, con quemas de neumáticos, protestas y la movilización de la Policía. Y todo por una denuncia que -todo indica- era falsa.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?