Todos los detalles sobre el caso del celador acusado de abuso en Mendoza

Todos los detalles sobre el caso del celador acusado de abuso en Mendoza

Un celador fue detenido esta semana, tras el relato de una niña que dijo haber sufrido abusos reiterados cuando estaba en la escuela y bajo amenaza de "matarla a ella, a su mamá o a su papá". El sujeto trabajó en la institución hasta hace días. Su defensa dice que es temprano para sacar conclusiones.

Facundo García

Facundo García

La comunidad de la escuela primaria 1-313 Beatriz Falcitelli (Ciudad de Mendoza) vivió una dura semana, después de que trascendiera la denuncia contra un celador que trabaja ahí. El hombre, que fue detenido el martes, habría cometido abusos sexuales contra una niña desde el año 2019 y hasta el primer semestre de 2021, y la causa está en pleno periodo de investigación mientras los padres siguen revolucionados por la noticia. La defensa, por otro lado, subrayó que el caso recién empieza.

La fiscal Mercedes Moya tomó conocimiento el lunes, cuando el papá de la menor se presentó en una comisaría para contar lo que la nena le había relatado después de muchos meses con desmayos, desvanecimientos y episodios de gran angustia. 

"Hay algo que ella les tendría que contar", dijo una compañerita

Según pudo averiguar MDZ, la pequeña ya no concurre al colegio Falcitelli -se cambió en junio- pero continuó sufriendo crisis. Tal es así que el mismo lunes la nena se descompensó mientras estaba en clases en su nuevo colegio. Las docentes se acercaron para ayudarla y fue otra de las nenas la que en un acto de solidaridad habría dicho: "hay algo que ella les tendría que contar". 

Lo que dijo

Entonces la chica soltó su versión. Dijo que desde el inicio de las clases del periodo 2019 hasta el 26 de junio de 2021, un celador la obligaba -bajo amenaza- a ir al baño minutos antes de los recreos del turno mañana. Allí la esperaba, la acorralaba y se producían los abusos

"Si decís algo te mato a vos, a tu papá o a tu mamá", contó la niña que le repetía el sujeto. En la actualidad, ella pesa sólo 45 kilos y tiene 12 años. Jura que las agresiones empezaron a los 10.

Al escuchar esto, desde la nueva escuela de la nena mandaron a llamar a los padres. El papá cuenta que cuando llegó estaba llorando hasta la directora. Allí se enteró de todo y después efectuó la denuncia. Pronto apareció otro dato: de acuerdo con lo que refiere la niña, podría haber existido participación de otra celadora "que cerraba la puerta" para que la chiquita se quedara a solas con el acusado. 

El celador no tiene antecedentes penales, en cambio esta segunda implicada registra dos prohibiciones para salir del país -hoy sin efecto- y una causa por hurto en la que fue sobreseída. 

La escuela 1-313 "Beatriz Falcitelli" se encuentra en Ameghino y Mitre (Ciudad de Mendoza).

Alarma

Entre tanto, los padres de los chicos que asisten al Falcitelli están alarmados: si los abusos se cometieron desde 2019 y hasta hace pocos meses, cabe la posibilidad de que haya otras víctimas. En efecto, el relato de la menor indica que existiría otra chica a la que le pasó lo mismo que a ella. 

La fiscal Moya solicitó la captura del celador, que tiene 40 años y seguía trabajando en la institución. Fue detenido el 5 de octubre. Paralelamente, se concretaron procedimientos en la escuela Falcitelli -se abrió el locker personal del acusado- y en su domicilio, donde una mujer, sorprendida, admitió ser la pareja y vivir con el sujeto.

El celador no registra antecedentes penales.

Los estudios médicos realizados sobre la nena revelaron que tiene desgarro del himen, lo que agravó la imputación que enfrenta el hombre a abuso sexual con acceso carnal por un número indeterminado de hechos.

Qué dice la defensa

Aunque en las redes sociales ya circulan escraches y acusaciones, los abogados que representan al celador, Armando Chalabe y Cristian Cruz, advierten que es temprano para condenar a su defendido. "Hemos hablado con su familia y la esposa lo banca a morir. Están convencidos de que es inocente", comentó Chalabe en diálogo con este medio.

"Es indispensable ver si ella se refiere a esta persona o a otra"

Los letrados insisten en que habrá que chequear si coinciden las horas en la que la nena dijo haber sido vejada con los horarios de trabajo que tiene el celador. "Además, hay tres celadores hombres en ese colegio. Es indispensable verificar si la nena se está refiriendo a esta persona o a otra", coinciden.

Por lo pronto, la defensa designó a una psicóloga y a peritos de parte para que participen en la catarata de estudios que se producirán de aquí en más. Se anticipa que la semana que viene se propondrán medidas probatorias: entre ellas, citar a la directora del Falcitelli y a la maestra de la presunta víctima, para que cuenten si efectivamente la menor le solicitaba permiso para ir al baño en horario de clase. En función de estos avances, la defensa podría reclamar la prisión domiciliaria para el detenido.  

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?