Oyeron gritos debajo de un puente y lo que encontraron los paró en seco

Oyeron gritos debajo de un puente y lo que encontraron los paró en seco

Un curioso incidente se produjo esta semana en Salta. En medio de una tormenta de granizo, los vecinos oyeron alaridos que provenían de un puente. En la intención de salvar a alguna víctima, fueron a ver qué pasaba. Nadie esperó lo que descubrieron.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Era una tarde tormentosa, y el granizo empezó a caer sobre la capital salteña con la vehemencia de los temporales que preanuncian el verano. De pronto, alaridos. Gritos que venían de abajo de un puente. Pero cuando los transeúntes fueron a ver qué pasaba se encontraron con que ahí, en medio de la tempestad, se estaba desarrollando una orgía.

Los anhelantes sonidos rebotaban contra las paredes del canal que pasa por las inmediaciones de avenida Hipólito Yrigoyen, en el cruce con calle Pedro Pardo. Al largarse la piedra, muchos automovilistas detuvieron su marcha tratando de buscar refugio. Parece que los gemidos se volvieron entonces aún más entusiastas. Y los presentes se preocuparon, porque podían ser pedidos de auxilio de alguien que hubiese caído al cauce. 

Cuando uno de los conductores se asomó al canal para ver qué pasaba, se topó con la imagen de tres jóvenes desfogándose sin pudor. "Estaban meta y ponga debajo del puente. Jamás me imaginé ver un trío en el canal de la Yrigoyen. Tuvimos que llamar a la Policía porque había varios niños viendo", expresó un vecino a colegas de Qué pasa Salta.

Luego llegó una patrulla y los amantes interrumpieron la escena. Según relatan medios locales, adujeron "no estar haciendo nada malo". Sin embargo, ahora se investiga si infringieron el artículo 129 del Código Penal, que castiga a los "actos de exhibiciones obscenas expuestas a ser vistas involuntariamente por terceros".

Las orgías se cuentan entre las actividades más perjudicadas por la pandemia de covid, ya que swingers y poliamantes vieron restringida su capacidad de acción durante varios meses. Ahora que las condiciones epidemiológicas parecen mejorar, muchos sienten que nada los detendrá. Aunque llueva, nieve o truene. 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?