Celador acusado de abuso: suman testimonios y harán cámara Gesell

Celador acusado de abuso: suman testimonios y harán cámara Gesell

Tras la denuncia de una niña de 12 años que afirmó haber sido abusada por un celador de la escuela primaria Beatriz Falcitelli (Ciudad de Mendoza), la causa suma elementos para verificar si el hombre es culpable o no. Hoy se avanzó con peritajes y se están recabando nuevos testimonios. Detalles.

Facundo García

Facundo García

Tal como anticipó MDZ la semana pasada, un celador fue acusado de abuso sexual en la escuela primaria 1-313 Beatriz Falcitelli (Ciudad), y la comunidad educativa está conmocionada porque la denuncia incluye no sólo a este hombre sino a una mujer que también trabaja en el establecimiento. Luego de la detención del sospechoso, la causa continúa esta semana con nuevos peritajes y declaraciones de testigos, para verificar los detalles brindados por la presunta víctima, una menor de 12 años. 

Durante la mañana de este miércoles la niña fue entrevistada por el Equipo de Abordaje de Abuso Sexual (EDEAS). En ese encuentro participó -junto a los especialistas de ese grupo- una psicóloga que aportó la defensa del celador. El resultado indica que la pequeña está en condiciones de afrontar la cámara Gesell.

"Queremos que los análisis se realicen de la forma más clara posible, con todas las pruebas sobre la mesa", comentó a este diario el abogado Armando Chalabe, quien junto a Cristian Cruz han asumido la defensa.

La escuela Falcitelli está conmocionada por el caso

La fiscal Mercedes Moya, en tanto, continúa a cargo de la investigación. En los últimos días le tomó declaración a la mamá de otra niña que -se temía- podía haber sido abusada. Al menos es lo que refería la nena que hizo las primeras acusaciones. "Esta madre afirmó que, por lo que ella sabe, a esta segunda nena no la han tocado", contó a este medio una fuente con acceso a la pesquisa. "Pero hay un intercambio de chats que las dos chicas tuvieron, en la que la denunciante le dice que el tipo la besaba en el cuello y el resto de las cosas que se están cuestionando". 

De confirmarse la información, quedaría descartada la posibilidad de que esta otra niña haya sido abusada, lo que no implica que los padres del resto de los estudiantes no sigan sumidos en cierta incertidumbre acerca de la posibilidad de que se hayan producido más casos dentro del mismo colegio. 

Jura ser inocente

Por las redes circulaba el rumor de que el acusado había admitido su culpabilidad. "Eso no es cierto, el celador jura que es inocente y su familia cree en él", respondió a MDZ el abogado Chalabe

Entre tanto, se han realizado varios allanamientos. El 8 de octubre la Policía ingresó en la escuela donde se desató el escándalo, ubicada en Ameghino 445 de Ciudad. El procedimiento fue filmado y actuó Policía Científica, aunque trascendió que durante esas inspecciones no se hallaron elementos de interés. Ese mismo día los efectivos entraron en una casa de la calle Santa Fe (Ciudad), donde se secuestró una tablet y un teléfono.

Y todavía quedó tiempo para un tercer procedimiento en la calle Marcos Burgos de Las Heras. Allí estaba la pareja del celador junto a una de las hermanas de ella. Al requisar la vivienda, los efectivos encontraron un pendrive de 52 GB que será revisado, al igual que el resto de los dispositivos electrónicos.

En los próximos días podrían pedir la prisión domiciliaria para el acusado.

El caso

Según pudo averiguar este medio, la pequeña que denunció ya no concurre al colegio Falcitelli pero venía padeciendo crisis periódicas. Tal es así que el lunes 4 de octubre la nena se descompensó mientras estaba en clases en su nuevo colegio. Las docentes se acercaron para ayudarla y fue otra compañerita la que en un acto de solidaridad habría dicho: "hay algo que ella les tendría que contar". 

Entonces la chica soltó su versión. Dijo que desde el inicio del ciclo lectivo del periodo 2019 hasta el 26 de junio de 2021, un celador la obligaba -bajo amenaza- a ir al baño minutos antes de los recreos del turno mañana. Allí la esperaba, la acorralaba y se producían los abusos. El problema habría comenzado cuando ella tenía 10 años.

"Si decís algo te mato a vos, a tu papá o a tu mamá", contó la niña que le repetía el sujeto. Más tarde se comprobó que la presunta víctima tiene lesiones compatibles con un abuso.  

Al escuchar esto, desde la nueva escuela de la nena mandaron a llamar a los padres. El papá cuenta que cuando llegó estaba llorando hasta la directora. Allí se enteró de todo y después efectuó la denuncia. Pronto apareció otro dato: de acuerdo con lo que refiere la niña, podría haber existido participación de otra celadora "que cerraba la puerta" para que la chiquita se quedara a solas con el agresor. 

El detenido no tiene antecedentes penales. Sus defensores dicen que es fundamental verificar si fue él y no otra persona la que señala la nena, ya que en el colegio trabajan otros varones. Se aguarda, por tanto, que en los próximos días el panorama se torne más nítido a partir de nuevas informaciones.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?