Weird City: qué pasaría si Black Mirror tuviera sentido del humor

Weird City: qué pasaría si Black Mirror tuviera sentido del humor

La serie de ciencia ficción de Jordan Peele para YouTube Premium es innovadora y divertida, algo que ya no se puede decir del tanque de Netflix. Cuáles son los puntos fuertes y flojos de una serie que busca entretener, pero que también tiene un fuerte comentario social sobre lo que hacemos con la tecnología, y que la tecnología hace con nosotros.

Jordan Peele se hizo internacionalmente conocido tras el éxito de sus dos películas de terror -una de las cuales le valió el Oscar-, Get Out y Us. Pero el director también tiene una carrera menos conocida (en Argentina) en la pantalla chica: es actor y productor de algunas series bastante diferentes entre sí.

Weird City, la serie que creó y produjo para YouTube Premium junto a Charlie Sanders, es uno de esos proyectos poco conocidos. Su estreno a comienzos de año en la plataforma digital pasó prácticamente desapercibido, lo que no le impidió recibir algunas críticas que la alababan por su originalidad y su sentido del humor único. A pesar de su éxito como director de terror, lo que a Peele se le da mejor es la comedia.

En sus comienzos, el entonces actor consiguió un lugar en Mad TV uno de los dos programas de sketches más importantes de comienzos de siglo (el otro, claro, era Saturday Night Live). Tras cinco temporadas hizo las valijas y, junto a su amigo Keegan Michael Key crearon Key & Peele, un programa de sketches que se transformó en uno de los aciertos más grandes de Comedy Central. Algunos de sus personajes más recordados de este show, que terminó en el 2015, fueron una mujer insoportable que torturaba psicológicamente a su novio, un “mago de las secuelas” que arruinaba en cinco minutos la continuación de Gremlins y un botones que se emocionaba a niveles insospechados cuando hablaba de series o películas con su amigo. Es decir, personajes más bien variados.

Uno de los sketches más recordados de Key & Peele (inglés)
https://www.youtube.com/watch?v=5pKt4gaErvU

En Weird City utiliza su conocimiento de la comedia para crear una serie de ciencia ficción bastante original. Es una antología -como Black Mirror- que utiliza algunos personajes comunes a todas las historias, principalmente el Dr. Negari. Las historias tienen lugar en la “ciudad extraña” del título: un lugar futurista dividido en el medio por una línea, que separa a los ricos de los pobres. “Arriba de la línea” y “debajo de la línea” tienen un sentido literal en la serie, y los capítulos mostrarán principalmente la interacción entre los habitantes de uno y otro lugar.

Además del humor incómodo que muestra Peele en la mayoría de los capítulos, el show tiene el plus de estar plagado de estrellas del cine y la TV. Ya en el primer capítulo podemos ver a Ed O’Neill (Al Bundy de Casado con Hijos para los más veteranos, Jay Pritchett de Modern Family para los más jóvenes) como un jubilado que de manera inesperada y a través de una app se transforma en el alma gemela de un joven 40 años menor que él. Luego veremos como Michael Cera pelea con Rosario Dawson por el control de un gimnasio, o como Gillian Jacobs recorre las calles de debajo de la línea por diversión.

Gillian Jacobs, otro de los nombres grandes de la TV que está en Weird City.

Como otros de los proyectos de Peele, especialmente Get Out, Weird City está atravesada por el comentario social de EEUU, aunque no es difícil extrapolarlo a Argentina. El uso de apps y redes sociales es uno de los puntos en los que más hace foco, y nuestro país es el quinto a nivel mundial en el uso de estas redes. Si bien su punto de vista es interesante, a veces parece que los capítulos se beneficiarían de un poco menos de intensidad y más de entretenimiento. Michael Cera, por ejemplo, es un drogadicto (pothead, específicamente, un cabeza de marihuana) que busca un lugar al que pertenecer, pero su personaje es tan lineal y unidimensional que termina cansando, a pesar de lo gracioso que es ver al actor, conocido por sus papeles sensibles, con un cuerpo de fisiculturista.

Weird City funciona mejor cuando se dedica al humor puro y duro, aunque su lado más crítico también le aporta algo de profundidad. Probablemente porque sea su primera temporada se nota que todavía tiene algo que decir, lo que no le pasa a la serie más parecida en temática: Black Mirror.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?