Recetas

Sabor y salud en cada rebanada: prepara este pan integral con semillas

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso pan integral con semillas con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix jueves, 9 de noviembre de 2023 · 20:02 hs
Sabor y salud en cada rebanada: prepara este pan integral con semillas
Deslumbra con este sabroso pan integral con semillas Foto: Shutterstock

El pan integral con semillas es mucho más que un simple alimento básico en la dieta. Es un testimonio de cómo la combinación de sabor y salud puede coexistir en una sola rebanada. Este pan, conocido por su robusto sabor y su textura satisfactoria, es una elección preferida por quienes buscan una opción nutritiva y deliciosa para acompañar sus comidas o disfrutar como bocadillo.

Delicioso y con un sabor que satisfacerá tus deseos por darte un gusto saludable. Fuente: Shutterstock

El corazón de este pan es la harina integral, rica en fibra y nutrientes esenciales. Al combinarla con una variedad de semillas, como girasol, calabaza, lino y chía, se logra una simbiosis perfecta de sabor y nutrición. Las semillas aportan un toque crujiente y un potente aporte de ácidos grasos saludables, proteínas y minerales, lo que hace que cada bocado sea una experiencia única.

Este pan es mucho más que un vehículo para embutidos o mermelada; es un lienzo en blanco para la creatividad culinaria. Sus múltiples semillas aportan una dimensión extra al sabor, y su versatilidad permite experimentar con una amplia variedad de ingredientes y aderezos. Ya sea tostado para el desayuno con aguacate, usado en un sándwich de ensalada de atún o como acompañamiento en una cena elegante, el pan integral con semillas es una opción deliciosa y saludable. ¡Vamos a la receta!

Las semillas le apotan un exquisito sabor extra al pan. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

2 tazas de harina integral, 1 taza de harina de trigo integral, 1 1/2 cucharaditas de sal, 1 cucharada de azúcar, 2 1/4 cucharaditas de levadura seca activa, 1 1/2 tazas de agua tibia, 2 cucharadas de aceite de oliva ,1/4 de taza de semillas de girasol, 1/4 de taza de semillas de calabaza, 1/4 de taza de semillas de lino, 1/4 de taza de semillas de chía, 1/4 de taza de avena (opcional, para decoración).

 

Procedimiento

  1. En un tazón pequeño, mezcla la levadura seca activa con el azúcar y 1/2 taza de agua tibia. Revuelve suavemente y deja reposar durante 5-10 minutos hasta que la mezcla comience a burbujear. Esto indica que la levadura está activa.
  2. En un tazón grande, combina las harinas y la sal. Agrega las semillas de girasol, las semillas de calabaza, las semillas de lino y las semillas de chía. Mezcla bien para distribuir las semillas de manera uniforme en la harina.
  3. En otro tazón, combina la levadura activada, el aceite de oliva y el resto del agua tibia. Revuelve para mezclar todos los ingredientes líquidos.
  4. Agrega gradualmente los ingredientes líquidos a la mezcla de harina y semillas. Mezcla con una cuchara de madera o una espátula hasta que la masa comience a formarse..
  5. En una superficie enharinada, voltea la masa y amásala durante unos 8-10 minutos, o hasta que esté suave y elástica. Si la masa está muy pegajosa, puedes añadir un poco más de harina.
  6. Coloca la masa en un tazón ligeramente engrasado, cúbrelo con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante 1-2 horas, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.
  7. Voltea la masa sobre una superficie enharinada y dale forma a tu pan. Puedes hacer una hogaza redonda o rectangular, según tu preferencia. Si lo deseas, espolvorea avena por encima para darle un toque decorativo.
  8. Coloca el pan en una bandeja para hornear ligeramente enharinada o forrada con papel pergamino. Cubre el pan con un paño y déjalo reposar durante unos 30-45 minutos.
  9. Precalienta tu horno a 200°C (392°F) durante los últimos 15 minutos de la segunda fermentación.
  10. Hornea el pan en el horno precalentado durante 30-35 minutos, o hasta que esté dorado y suene hueco al golpear la parte inferior.
Para que lo disfrutes con mermelada, en sandwich o como lo desees. Fuente: Shutterstock

Deja que el pan se enfríe en una rejilla antes de cortarlo en rebanadas y saborear tu pan integral con semillas casero. Es perfecto para hacer sándwiches saludables, acompañar sopas o simplemente con un poco de aceite de oliva y vinagre balsámico. Su textura densa y las semillas crujientes lo convierten en una opción deliciosa y nutritiva para cualquier ocasión. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en