Para glúteos enormes: cómo realizar correctamente el hip thrust

Para glúteos enormes: cómo realizar correctamente el hip thrust

El hip thrust es un ejercicio fundamental en las rutinas para fortalecer y aumentar glúteos.

Napsix

Fortalecer y aumentar los glúteos es, probablemente, uno de los objetivos de la mayoría de las personas que empiezan a ejercitarse tanto en gimnasios como en sus casas. Además de conseguir un increíble cambio físico a nivel estético y visual, los ejercicios que van destinados a tonificar esos músculos, nos ayudan a conseguir estabilidad y ganar más fuerza en las piernas, lo que nos beneficia para realizar cualquier movimiento de la cotidianidad. 

Si hablamos de los ejercicios fundamentales para aumentar glúteos, no podemos dejar de mencionar el hip thrust. Se trata de un ejercicio que es bueno para activar la musculatura del glúteo mayor, principalmente, aunque también trabaja el menor y medio. Además, “el hip thrust activa otras zonas musculares como el recto abdominal y el core. Lo realizan los runners porque les permite ganar velocidad y potencia al pisar, pero también beneficia a aquellos que suelen sufrir dolores lumbares”, aseguran los especialistas de Mejor con Salud.

Si bien el hip thrust se suele practicar en gimnasios, también se puede llevar a cabo en casa, siempre y cuando se conozca bien la técnica y se realicen los movimientos con mucho cuidado. De esa forma, podrás evitar molestias, dolores y contracturas en la zona de la espalda y el cuello y, por supuesto, obtendrás los glúteos que deseas. 

Cómo hacer correctamente el hip thrust

La entrenadora física Melanie Martillo explica cuál es la forma correcta de realizar el hip thrust en casa. “Te quiero explicar cómo puedes hacer bien el Hip Thrust en casa, este ejercicio que es el mejor para tener unos glúteos duros y poder agrandarlos porque estimulas el glúteo mayor, que es ese músculo que le da la forma grande y redonda a tus glúteos”, asegura la profesional.

Para hacer el hip thrust, en principio hay que ponerse de espalda en un banco o sillón, apoyando únicamente los omóplatos y separando ligeramente las piernas. Los pies van bien apoyados en el suelo. Lo segundo a tener en cuenta es que debes mantener la vista hacia el frente. Ahora sí, empuja el suelo con los talones y sube el pecho hasta lograr que se mantenga a la altura de tus omóplatos. Mantén esa posición durante unos pocos segundos mientras aprietas tus glúteos. Luego, baja lentamente y descansa unos segundos antes de repetir el ejercicio.

Recuerda realizarte chequeos médicos siempre antes de comenzar a hacer ejercicio físico o rutinas de fuerza. Asimismo consultar con un profesional que supervise tu rutina y haga seguimiento de la misma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?