Por qué Don Ramón aún sigue siendo tan querido en México

Por qué Don Ramón aún sigue siendo tan querido en México

Para muchos, Don Ramón es el mejor personaje de El Chavo del 8.

Napsix

Napsix

A 33 años de su muerte, Don Ramón sigue siendo uno de los artistas más queridos de México, algo que también se hace extensivo a otros países del mundo. En esta oportunidad, te contamos cuáles son los motivos que hacen de Ramón Valdés una figura tan especial. A continuación, los detalles.

5 motivos por los que Ramón Valdés sigue siendo adorado en México y el resto del mundo

1. Es uno de los actores de mayor trayectoria de la historia de México.

Mucho antes de convertirse en el famoso padre de la Chilindrina, Ramón Valdés trabajó en una gran cantidad de películas. En total son más de 50 y muchas forman parte de la denominada Época de Oro del Cine Mexicano.

Es cierto que en varias de ellas Monchito realizó papeles menores y secundarios. Sin embargo, todo suma en la trayectoria de uno de los artistas más queridos de la cultura mexicana.

2. Es Don Ramón.

Por más que sea una obviedad, es imposible no mencionarla. Durante varios años, Ramón Valdés dio vida a uno de los personajes más adorables de la vecindad de El Chavo: Don Ramón.

Como si fuese poco, el hermano de Manuel “el Loco” y Germán “Tin Tan” también participó en otras de las creaciones de Roberto Gómez Bolaños, como por ejemplo Chespirito y El Chapulín Colorado.

3. Tenía una excelente relación con (casi) todos sus compañeros de El Chavo.

Si bien su personaje solía pelearse con muchos de los integrantes de la vecindad, por fuera de las grabaciones Ramón Valdés tenía una muy buena relación con cada uno de sus compañeros y era uno de los más queridos del elenco.

Luego surgirían los distanciamientos que marcarían también su salida del programa. No obstante, Don Ramón se llevaría grandes amistades de su experiencia de El Chavo, entre ellas las de Carlos Villagrán, Rubén Aguirre y Édgar Vivar.

4. Era un excelente ser humano.

En línea con lo anterior, se dice que María Antonieta de las Nieves, su hija en la ficción, por fuera de la misma también lo quería como un padre. Angelines Fernández, “la Bruja del 71”, le tenía tanto aprecio que, cuando falleció, pidió ser enterrada cerca de su amigo.

Hoy en día, cada vez que uno de sus amigos, hijos y familiares habla de él lo hace de buena manera y recordando lo muy buena persona que era.

5. Partió demasiado joven.

Por más que ya hayan pasado más de 3 décadas, la herida de su partida sigue doliendo y el motivo se debe a lo querible que Don Ramón era y a lo pronto que abandonó este plano terrenal.

Con apenas 64 años, Ramón Valdés falleció como consecuencia de una ardua y extensa lucha contra el cáncer. Al día de hoy, se lo sigue extrañando, aunque reconforta saber que su leyenda sigue viva.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?