España: mujer se suicidó tras la difusión de un video sexual

La víctima, empleada de una planta de Iveco y madre de dos niños, se quitó la vida luego de que un video íntimo suyo se difundiera entre sus compañeros de trabajo.

Redacción MDZ

La planta de Iveco en Madrid.

Una empleada de una planta de Iveco en España se quitó la vida este fin de semana luego de que un video íntimo suyo comenzara a difundirse entre sus compañeros de trabajo.

La Fiscalía local investiga cómo fue que el clip sexual comenzó a compartirse por WhatsApp sin el consentimiento de la protagonista. Se trata de un video de carácter sexual, grabado hace cinco años.

La mujer, identificada como “V”, de 32 años y madre de dos niños pequeños, era empleada en la planta de camiones del distrito madrileño de San Blas-Canillejas. La fiscal de sala de Criminalidad Informática, Elvira Tejada, ha pedido un informe a la Policía Nacional para determinar si hay hechos que pudieran ser constitutivos de delito, según fuentes fiscales citadas por la agencia EFE. También la Agencia Española de Protección de Datos ha iniciado actuaciones de oficio.

De momento no se habría incurrido en el delito de “sexting” -compartir videos sexuales- ya que no hubo denuncia de parte de la afectada.

Según fuentes policiales, se están “haciendo las gestiones necesarias para esclarecer lo sucedido”. Están analizando el vídeo, averiguando cuándo y cómo se filtró, quién lo hizo y quiénes lo compartieron; también si fue una antigua pareja de la fallecida o ella misma quien, por error, difundió por primera vez esas imágenes íntimas, indicó el diario El País.

El suicidio se produjo el pasado sábado, después de que se difundiera el vídeo a través de mensajes privados y grupos de WhatsApp. Dos compañeros contaron al programa Espejo Público de Antena 3 que la mujer temía que las imágenes, grabadas antes de casarse, llegaran a su marido, lo que al parecer se produjo el viernes.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la dirección de la empresa el jueves pasado, que consideró que era un asunto personal y no de ámbito laboral, por lo que decidió no tomar ninguna medida, según el sindicato.

Según algunos medios de comunicación, el departamento de recursos humanos instó a la mujer a denunciar lo sucedido, ya que puede ser constitutivo de un delito contra la intimidad, pero ella rechazó hacerlo. La empresa ha declinado hacer declaraciones sobre el suceso y no confirma ni desmiente nada.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?