Podemos, el "kirchnerismo español", perdió en todos los distritos

El 26M no ha sido una buena noche para Podemos. Además de la pérdida de alcaldía en ciudades como Barcelona o A Coruña donde gobernaban confluencias, en varias plazas importantes la formación de Pablo Iglesias ha obtenido resultados por debajo de sus expectativas o que suponen un claro retroceso en el mapa de poder institucional del partido.

Medios

Pablo Iglesias junto a Kicillof.

"Los resultados son malos", reconoció Pablo Iglesias, líder del movimiento español Podemos, en su primera comparecencia ante los medios tras el batacazo electoral del domingo. En las comunidades que celebraban elecciones autonómicas, Unidas Podemos pasó de tener 106 a tan solo 37 diputados. Pero, aparte de la caída generalizada de la formación morada y el ascenso del PSOE, el resto de partidos de la izquierda que no son el PSOE, que logró la mayoría de votos, también han sufrido, con alguna excepción, una debacle generalizada, según publicó El Diario.

Podemos es el partido en el que se referencian los kirchneristas argentinos en España.

En aquel país, según el informe de la prensa afín, inclusive, pierden A Coruña, Santiago y Ferrol. Carmena no revalida la alcaldía y el Barcelona en Comú de Ada Colau deja de ser primera fuerza. En Cádiz, Adelante crece y en Sevilla, la unión de este partido con IU le hace perder un concejal. Precisamente, IU consigue mayoría absoluta en Zamora, mientras en Valencia, Compromís sube. Zaragoza en Común pierde el consistorio de la capital aragonesa. Los ayuntamientos de Madrid y Barcelona fueron los grandes triunfos de la izquierda alternativa en 2015: las dos principales urbes del país convertidas en ciudades del cambio. Con un concejal menos, Manuela Carmena, ahora con Más Madrid, consigue ser primera fuerza política. Solo con la suma de los socialistas (que también pierden uno) no será capaz de revalidar la alcaldía. Ada Colau, con Barcelona en Comú, está en una situación parecida. Pierde un concejal y empata a 10 con ERC, aunque con menos votos. Salvo alguna alianza inesperada, las dos deberán ceder el bastón de mando.

En la Comunidad de Madrid, las fuerzas de izquierdas se mantienen. El PSOE continúa con 37. Podemos cae a siete, pero los 20 que pierde se van al partido de Íñigo Errejón, Más Madrid. PP, Ciudadanos y Vox suman mayoría absoluta. 

Las 5 grandes decepciones de Podemos en el 26M

El 26M no ha sido una buena noche para Podemos. Además de la pérdida de alcaldía en ciudades como Barcelona o A Coruña donde gobernaban confluencias, en varias plazas importantes la formación de Pablo Iglesias ha obtenido resultados por debajo de sus expectativas o que suponen un claro retroceso en el mapa de poder institucional del partido.

Elecciones Europeas.  Pablo Iglesias fue candidato en 2014 y dio la sorpresa con 5 escaños y 1,2 millones de votos, obtenidos de manera independiente a los que consiguió Izquierda Unida, otros 6. Cinco años después, en este 26M de 2019, Podemos obtiene 6 escaños en el Parlamento Europeo, solo uno más que en 2014 y eso que esta vez ha compartido candidatura con Izquierda Unida. El total de votos en 2019, alrededor de 2,2 millones de papeletas, también es inferior que la suma de votos que en 2014 obtuvieron Podemos e Izquierda Unida por separado, alrededor de 2,8 millones. El resultado de las elecciones europeas de Podemos supone una pérdida de millón y medio de votos con respecto a las generales de hace un mes.

  • Madrid. La candidatura de Podemos en la Comunidad de Madrid retiene solo 7 de los 27 escaños que obtuvo en 2014; los otros 20 se van con Iñigo Errejón a Más Madrid. Además, la candidatura de Isabel Serra se queda con un porcentaje de voto peligrosamente cercano al 5%, el mínimo para obtener representación en la Asamblea de Madrid. En la capital española, Pablo Iglesias apostó en la recta final de campaña por la candidatura para las municipales de Madrid en Pie, encabezada por Carlos Sánchez Mato para visibilizar una de las corrientes críticas a Manuela Carmena dentro del extinto Ahora Madrid. Madrid en Pie ha quedado fuera del consistorio, con un 2,64% de los votos.  Manuela Carmena, aunque es la candidata más votada en Madrid, no tiene los apoyos suficientes en el ayuntamiento para revalidar su alcaldía, que caerá previsiblemente en manos del PP con el apoyo de Ciudadanos y Vox. Según los primeros cálculos, este resultado no habría cambiado si los votos de Madrid en Pie hubieran sumado a Más Madrid.
  • El cisma de Zaragoza. En Zaragoza, la división de Zaragoza en Común entre los seguidores del alcalde Pedro Santiesteve y los de Podemos ha terminado de hundir las posibilidades de gobierno de izquierdas. La coalición del alcalde ha pasado de 9 concejales a 3. Podemos obtiene 2. La suma de estas dos formaciones tampoco le vale al PSOE, convertida en primera fuerza, para poder alcanzar la mayoría absoluta. Será el PP quien gobierne previsiblemente con apoyo de Ciudadanos y Vox.
  • Castilla La Mancha. Podemos se ha quedado fuera del parlamento autonómico manchego. En 2015 obtuvo 3 escaños y su candidato y secretario general autonómico, José García Molina, fue nombrado vicepresidente del gobierno del socialista Emiliano García Page. Cuatro años después, Podemos ha obtenido unos 40.000 votos menos que en 2015, un número de votos similar al de Vox. José García Molina ha presentado su dimisión como líder regional del partido.
  • Valencia: un pacto de izquierdas sin Podemos. Podemos se ha convertido en prescindible para un gobierno de izquierdas en la ciudad de Valencia y desaparece del ayuntamiento. El alcalde Joan Ribó, de Compromís, podrá volver a gobernar y esta vez solo con el apoyo del PSPV-PSOE, que ha aumentado su presencia en el consistorio valenciano. La candidatura de Unides Podem, que tenía como precedente los tres concejales de Valencia en Comú, se queda sin representación en una de las grandes ciudades españolas.
  • Temas

    ¿Querés recibir notificaciones de alertas?