Triste récord en España: la luz ya cuesta 216 euros por megavatio hora

Triste récord en España: la luz ya cuesta 216 euros por megavatio hora

La suba histórica, se aduce, llega motivada por la escalada de precios de las materias primas en el mercado internacional, especialmente, dicen, el del gas.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Hay mucha bronca entre los españoles. Es que el país vive el enésimo récord del precio de la energía eléctrica en los mercados mayoristas y mañana viernes verá cómo por primera vez se llega a los 216,01 euros por megavatio hora

La enorme alza de los precios de la energía no parece tener fin y los máximos históricos se suceden uno tras otro desde hace unos meses. Julio fue el más caro registrado, pero luego fue superado por agosto y, más tarde, por septiembre. De hecho, el mes que termina hoy registró hasta nueve récords. Y octubre arrancará con otro récord.

Las comparaciones con otros periodos arrojan la evidencia del importante crecimiento de los precios: hace una semana se pagaba a 172,97 euros el megavatio hora, lo que ya suponía un incremento del 24,88 %.

Hace un año, se pagaba 41,48 euros y esto significa para España la estratosférica subida del 420,76 %. 

El precio del gas y otras materias primas 

La subida se da en el contexto de un aumento de los precios de materias primas, sobre todo las energéticas, como el petróleo o el gas, lo que a su vez encarece el precio de los derechos de emisión de CO2, también en máximos en los últimos meses.

Ocurre que, en España, "los precios internacionales del gas se trasladan a los precios mayoristas de todas las energías debido a su modelo de formación de precios en su mercado interno. Así, el precio se forma teniendo en cuenta lo que cuesta la tecnología más cara que entra en la subasta para abastecer la demanda, que se aplica a todas las demás. De manera que el precio del gas incrementa el coste del resto de energías, a pesar de que alguna de ellas, como la hidroeléctrica, son sensiblemente más baratas de producir", ilustra Rt.

El impacto en las facturas de los hogares 

Así dadas las cosas, el Gobierno de España decidió aprobar un paquete de medidas con la finalidad de contener el impacto de los precios mayoristas en su traducción a las facturas de los consumidores hogareños.

De este modo, en julio aplicó una importante bajada impositiva, bajando el IVA del 21 al 10 % y quitando otro impuesto sobre la generación energética, que grababa el recibo con otro 7%.

Asimismo, "hace dos semanas aprobó un plan de choque que incluía minorar los beneficios extraordinarios de las eléctricas, detrayendo los ingresos que hasta ahora obtenían por los derechos de emisión de CO2 tecnologías que no emitían este gas, y dirigiéndolo a abaratar las facturas domésticas. Así se espera que el monto de los recibos se mantenga o incluso caiga paulatinamente a pesar de los precios de los mercados mayoristas", cierra Rt.

Rt, Youtube

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?