Popeye, el sicario: 300 asesinatos y 3000 encargos directos de muertes

Popeye, el sicario: 300 asesinatos y 3000 encargos directos de muertes

La vida escandalosa y criminal de 'Popeye': el 'youtuber' exjefe de sicarios de Escobar. Entre las grandes preguntas no resueltas se encuentra cómo salió de la cárcel con una lista de 300 asesinatos relacionados con él y por qué temió hablar sobre el expresidente Álvaro Uribe.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

La muerte Jhon Jairo Velásquez Vásquez, conocido como 'Popeye', exjefe de los sicarios del capo de la droga Pablo Escobar, avivó una serie polémicas, actuaciones judiciales y confesiones de crímenes cometidos por él mientras formaba parte del llamado 'Cartel de Medellín', en Colombia. 

Velásquez, que murió por causa de cáncer de esófago en fase terminal, con metástasis en los pulmones e hígado, era responsable directo de 300 asesinatos entre Medellín y Bogotá, principalmente, y organizó la muerte de otras 3.000 personas.

En 1991 llegó a la cárcel por los delitos de narcotráfico, terrorismo y concierto para delinquir con fines de homicidio y terrorismo. 

Con tal prontuario —una parte de él, develado por el propio 'Popeye'—, algunos temas como las razones para su excarcelación y sus nexos con la política colombiana, y especialmente con el expresidente Álvaro Uribe, quedaron en el tintero. Sin embargo, otros trascendieron y fueron difundidos por los medios de comunicación. 

Amenazas en las redes

'Popeye' era considerado un 'youtuber'. Además, desde Twitter escribía amenazas, daba sus opiniones sobre la política colombiana y la internacional, mostraba su vida de lujos y hacía confesiones sobre su actividad criminal.

En su cuenta en la red social, en mayo de 2018, llamó a combatir "con todo" al entonces candidato presidencial del partido izquierdista Colombia Humana, Gustavo Petro, y a sus seguidores.

En una serie de trinos, afirmó que para enfrentarse a los "colectivos petristas", tenía de su lado a la Policía y el Ejército colombiano.

En otro tuit relacionaba a Petro con unos supuestos colectivos colombianos, apoyados por los gobiernos de Cuba y Venezuela, y reiteraba su disposición de enfrentarlos de manera violenta.

El entonces candidato presidencial también subió a su cuenta capturas de los tuits del exmano derecha de Escobar e instó a la Fiscalía a actuar.

Un mes después, el exfiscal general Néstor Humberto Martínez informó que había recibido la denuncia en contra de Velásquez, de manos del senador Iván Cepeda, y que la dirección de crimen organizado había abierto una investigación.

Cepeda había pedido "acciones contundentes" contra 'Popeye', recoge RCN, por los delitos de "injuria, calumnia, amenaza, hostigamiento por razones de ideología política y apología al genocidio".

En marzo de 2019, casi un año después, se inició el juicio en contra del exsicario de Escobar. Sin embargo, el proceso fue pospuesto porque el juez aseveró que no contaba con todo el material probatorio.

Velásquez, quien participó en la audiencia por vía virtual debido a que estaba encarcelado en Valledupar, departamento del Cesar, negó los cargos que se le imputaban. La parte acusadora estaba encabezada por el excandidato izquierdista.

Petro, señalado por 'Popeye' de haber estado vinculado al Cartel de Medellín, que supuestamente daba apoyo al grupo guerrillero M-19 (al que perteneció el exalcalde de Bogotá), le respondió en una oportunidad que si su partido Colombia Humana hubiera existidos en los años 90, "el joven Popeye habría asistido a la universidad y quizás hubiera sido médico".

¿Cómo fueron sus detenciones?

En 1991, cuando el 'Cartel de Medellín' (organización criminal a la que pertenecía) estaba en sus postrimerías, 'Popeye' entregó a las autoridades. Pasó 23 años en la cárcel. Tras ese lapso, un juez consideró que podía gozar del beneficio de libertad condicional porque cumplió un tercio de la condena y porque había tenido "buen comportamiento".

Después de casi cuatro años en libertad, exjefe de sicarios Escobar fue capturado en mayo de 2018. En diciembre de 2017, la Fiscalía había emitido la orden de aprehensión que finalmente se hizo efectiva meses después.

'Popeye' fue señalado de cometer "los delitos de concierto para delinquir agravado y extorsión agravada", por lo que podría ser condenado a una pena de entre 18 y 20 años de prisión debido a que presuntamente habría amenazado a dos familias en Medellín y exigido el pago de 50.000 dólares, a cambio de no tomar represalias en su contra. 

Dos días después de esta captura, la Fiscalía General de Colombia emitió una orden de aprehensión por el asesinato del director del diario El Espectador, Guillermo Cano Isaza, por publicaciones contra la mencionada organización de narcotráfico.

'Popeye', quien ya estaba retenido en la cárcel de La Tramacúa, en Valledupar, debería permanecer allí para las investigaciones del "Caso Cano", ocurrido en 1986, y que fue declarado en 2010 como un crimen de lesa humanidad. 

Las muertes que lo rodearon

La primera misión de 'Popeye', según recoge El Espectador, fue el secuestro del entonces candidato a la Alcaldía de Bogotá, Andrés Pastrana, en 1988, y el asesinato del procurador general, Carlos Mauro Hoyos.

Igualmente, fue copartícipe de las muertes del ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla; del procurador general, Carlos Mauro Hoyos; del candidato presidencial Luis Carlos Galán, del coronel Valdemar Franklin Quintero, y de la periodista Diana Turbay.

Pablo Escobar.

Participó en el secuestro de personalidades relacionadas con el Gobierno de ese entonces y en atentados terroristas.

Mientras estuvo en la cárcel, realizó declaraciones juradas en varios procesos penales relacionados con Escobar, que vincularon a otras personas.

Popeye y Uribe

En una entrevista aseveró que cuando Álvaro Uribe era director de Aeronáutica Civil autorizó el funcionamiento de la pista de la Hacienda Nápoles, en Medellín, sabiendo que era para Escobar y que se utilizaría como punto de aterrizaje ilegal para el tráfico de drogas.

En medio de las preguntas, dijo que no quería extenderse con el tema de Uribe porque "era el dueño" de la ciudad (Medellín) donde se encontraba. "No quiero tan de frente, dejémoslo para la historia, ya llegará el tiempo que haya que contarlo y se contará".

Posteriormente, en otra entrevista dijo que el mayor secreto que guardaba era el de un expresidente colombiano que era "el dueño de la República de Colombia".

El asesinato de su novia

En una entrevista ofrecida en 2013 a la Revista Semana, afirmó que había asesinado a su novia Wendy Chavarriaga por órdenes de Escobar. La mujer, que previamente había mantenido una relación con el capo de la droga, había quedado embarazada y él la habría hecho abortar de manera forzada porque estaba casado. 

Jhon Jairo Velásquez, con el libro "El verdadero Pablo, sangre, traición y muerte," en Bogotá, Colombia, el 27 de junio de 2006.

Posteriormente, Velásquez comenzó a salir con ella y, en medio de su relación, que era conocida por Escobar, este se enteró de que Chavarriaga era informante de la DEA, en venganza por lo ocurrido.

"El patrón me llamó y me dio la orden. 'Popeye, vaya y mátela'. Como las órdenes no se discutían, me tocó. Usted no sabe lo que es matar a una persona a la cual uno adora".

Nathali Gómez, RT

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?