Las principales fobias de los gatos y cómo superarlas

Las principales fobias de los gatos y cómo superarlas

Una zoóloga rusa destaca que si el felino vive "en un ambiente de amor y armonía con sus dueños", puede tener unos miedos que a algunos les parecerán "muy divertidos".

MDZ Mundo

MDZ Mundo

La presidenta del Club de Amantes de los Gatos de Moscú, Liudmila Makárova, ha repasado en una entrevista con la emisora Govorit Moskvá cuáles son los miedos principales de los gatos y cómo lidiar mejor con ellos 

De entrada, la especialista destacó que mucho depende de las condiciones de vida del felino, pues, si vive "en un ambiente de amor y armonía con sus dueños", puede tener unos miedos que a algunos les parecerán "muy divertidos".

Makárova cita como ejemplo la aparición de un robot aspirador "que se mueve solo" en casa, y que puede asustar a un gato al tratarse de algo "incomprensible". Sin embargo, si se le enseña al animal que no hay nada que temer, con el tiempo "incluso se montará encima de esta aspiradora". 

En caso de una aspiradora convencional, el gato puede temerle al tubo blando, indica la experta, explicando que se trata de "un miedo genético" a las serpientes.

Ser trasladado en un recipiente cerrado también puede asustar al felino al principio, pero todos estos miedos se pueden erradicar, asegura Makárova, que recomienda tener "contacto" con la mascota, para que pueda confiar en el dueño y estar tranquila. Así, si el dueño y el gato han sido sorprendidos por la lluvia en la calle, hay que cubrir a la mascota con una chaqueta y mostrarle que está a salvo, señala la especialista. 

La zoóloga apunta también que los gatos domésticos son psicológicamente más vulnerables que los criados en la naturaleza, "porque los que crecen en la calle se ven obligados a aguantar sus miedos o simplemente a morir".  

Fobias 

Visitas de personas de desconocidas 

Como los gatos se sienten a gusto cuando tienen el dominio de su espacio, cualquier factor que se entrometa le molestará. Si tienes visitas, que tu mascota desconoce, es probable que reaccione con una actitud de ataque. Su respuesta no es más que el sentimiento de que está en peligro. Si esto ocurre evita que tus invitados se acerquen para tratar de calmarlo. Esto provocará un temor aún mayor. Lo aconsejable es el animal se tranquilice solo o en compañía de alguien cercano y querido por él. Ocurre, con mayor frecuencia, con animales que tienen problemas para la sociabilización o no fueron acostumbrados a esto. 

Truenos y ruidos extraños

Las noches de tormenta, los petardos y los fuegos artificiales son los ruidos que, con frecuencia, más los asustan. Ante un comportamiento fuera de lo común, como que se quede paralizado ante estos sonidos o por el contrario se muestre en una actitud de ataque, con el pelo erizado, bufando y con las orejas hacia atrás, es probable que el miedo haya dado lugar a una fobia. 

Muebles nuevos

A veces ni siquiera es necesario que el gato cambie de residencia para sentirse molesto. Probablemente hayas notado que si ubicas los muebles en otro lugar diferente al que estaban en la casa, el animal se altera. Necesita volver a reconocer que, aunque en otro lugar, siguen siendo los muebles que conoce y a los que está acostumbrado. 

Hábitats y animales desconocidos

Si llevas una nueva mascota a casa o por casualidad os cruzáis con otro animal y tu gato se queda inmóvil, paralizado en el lugar, es probable que esté sufriendo miedo ante ese factor imposible de controlar. A veces también tiemblan, se orinan o se enferman. Notarás cambios en su carácter y también físicos. Suelen mostrarse ansiosos y alterados. Es importante que recuerdes que los gatos con miedo pueden tener conductas de ataque aunque en el día a día no las tengan, es una respuesta inconsciente. Las fobias en los animales pueden tratarse y curarse, el veterinario es la persona indicada para ayudarlo. Tu paciencia y el amor que le demuestres ante este problema seguro consiguen ayudarlo. 


Rt

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?