Cómo proteger tu salud en los viajes

Cómo proteger tu salud en los viajes

En un nuevo capítulo Evangelina nos cuenta qué hay que tener en cuenta cuando viajamos para fortalecer nuestro organismo y evitar enfermedades.

De Rodeo por el Mundo

Hoy te voy a dar algunos consejos para que viajes seguro, en función de salud y alimentación, no es cuestión de cuidarse solo de el “coronavirus” sino de mantenernos saludables en todo momento del viaje.

Antes de partir lo mejor es que consultes con tu médico sobre las enfermedades a las que te podés exponer en tu destino, la conveniencia de vacunarte y otras medidas preventivas.  También es muy importante que te averigües las exigencias de salud del lugar que vas a visitar.

La organización mundial de la salud brinda algunos consejos básicos:

  • Mantener la limpieza de manos, alimentos e indumentaria
  • Separar los alimentos crudos de los cocidos
  • Cocinar completamente los alimentos
  • Mantener los alimentos a temperaturas seguras
  • Consumir agua y alimentos salubres

Además te dejo otros consejos:

  • Buscá alojamiento donde puedas preparar tus alimentos, no hay nada mejor que ser consciente de lo que estás cocinando
  • Elegí restaurantes populares
  • Intentá beber agua en lugar de refrescos que están cargados de azúcar
  • En el hotel podés aprovechar el gimnasio o piscina y si no la tiene ejercítate en tu habitación, practicando ejercicios funcionales que son muy efectivos para mantenerte en forma
  • Tratá de dormir lo suficiente
  • Utilizá repelentes en países donde se registran brotes de dengue, fiebre chikungunya, virus zika y malaria
  • Llevá un buen calzado y asegurate de tener siempre los pies secos

Hay dos problemas muy frecuentes que suelen padecer todos los viajeros, diarrea y lesiones. Para evitar la diarrea se debe tomar sólo agua embotellada y tener cuidado con el hielos y el agua que se utiliza para lavarse los dientes. También es aconsejable no consumir alimentos crudos (carnes, pescados, mariscos, verduras) ni cocidos a temperatura ambiente, lácteos que no hayan sido pasteurizados y comidas de puestos ambulantes. Para tratar esta enfermedad son útiles las sales de rehidratación oral, los líquidos en abundancia y una dieta astringente.

Prevenir lesiones lo ideal es que hagas una rutina de elongación de cinco minutos previo a cada salida, que mantengas posturas correctas al caminar, ya que vas a cargar con peso extra en tu cuerpo, que hagas ejercicio a diario y que uses equipamiento acorde, ¡no hagas largas caminatas en ojotas por ejemplo!

Así que ya sabes, no solo es importante cuidarse en una situación de emergencia mundial, sino con nuestros hábitos diarios en el viaje.

Nos vemos la próxima,

Evan

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?