¿Se puede mantener la dieta en un viaje?

¿Se puede mantener la dieta en un viaje?

Muchas veces nos vamos de viaje y olvidamos nuestros hábitos saludables. Para evitar que esto suceda y no hacer desarreglos con nuestras comidas en vacaciones MDZTRIP le pedió consejos a la licenciada en nutrición María Victoria Foresi, de Fitsalud

Redacción MDZ Online

Si estoy siguiendo una dieta los días previos a viajar, ¿Continúo en el viaje?

El objetivo principal es disfrutar, descansar, desconectar y dejar de lado las preocupaciones.

La alimentación es parte de nuestra rutina, tenemos que seguir alimentándonos igual pero para cuidarnos en vacaciones hay que ajustar las expectativas. Esto quiere decir que hay que ser más flexibles y entender el contexto en el que estamos, siempre siendo conscientes de lo que comemos.

Cuando estamos de viaje en vez de preocuparnos por las calorías, lo mejor es saber hacer buenas elecciones en los momentos que podemos. El desayuno es el momento ideal, ya que podemos prepararlo con tiempo y lograr un alimento muy completo en nutrientes. Pensemos en desayunos que nos dejen saciados para el resto de las horas en los que no tenemos tanta elección.

Al tener más tiempo libre solemos comer de más ¿Qué es recomendable hacer para evitar comer en todo momento?

Siempre hay que buscar el equilibrio, en vacaciones nos podemos dar nuestros gustitos y los "grises" están bien. Mi consejo es tener una visualización previa de cómo será la semana y tener la conciencia activa, no comer por inercia con excesos y sin control sino ir gestionando los alimentos. De esta manera nos sentiremos más motivados y no tan privados al momento de comer.

El ayuno o pasar muchas horas sin comer no es bueno, ya que aparece una sensación de ansiedad o de hambre que después no podemos controlar y puede predisponer a comer alimentos no saludables o en mayor cantidad. No debemos pasar más de 3 horas sin comer; para ello, es recomendable tener colaciones entre cada comida fuerte: frutas, verdura cruda en trozos, frutas secas, sándwich con pan integral.

El método del plato

En los viajes hay poco tiempo para cocinar o preferimos comer en un restaurante algo "rápido", ¿cómo evitamos la comida rápida y "chatarra"?

Si la hora de salir a comer has tenido desequilibrios o has ingerido mucha comida chatarra y querés encontrar el equilibrio podemos usar el método del plato.

Esta técnica consiste en dividir imaginariamente el plato en dos, la mitad deben ser hortalizas (verduras crudas o cocidas), un cuarto de la otra mitad proteína animal o vegetal (huevo, carne, tofus, legumbres) y el otro cuarto hidratos de carbono (pastas, pan, papa, arroz). Así logramos el equilibrio en las comidas principales y podemos darnos un gustito con el postre.

¿Con los líquidos cómo hacemos?

El consumo de agua es muy importante, no esperar a tener sed para tomar agua, cuando tenemos sed ya es un indicio de deshidratación. Controlar la ingesta de agua nos puede ayudar a evitar el impulso de comer, muchos veces confundimos el hambre con tener sed.

El momento de viaje es el momento de relajarse, si tus hábitos están construidos podés continuar con los mismos pero no es momento de comenzar nuevos ya que será difícil,  te podés frustrar si no alcanzás los objetivos.

María Victoria Foresi. Nutricionista de Fitsalud (Matrícula 1352 www.fitsalud.com.ar

¿Querés recibir notificaciones de alertas?