La dolorosa confesión de Diego Ramos: "Ahora sólo me llaman para..."

La dolorosa confesión de Diego Ramos: "Ahora sólo me llaman para..."

En una charla íntima, el actor expresó su angustia por su actualidad laboral.

MDZ Show

MDZ Show

En una charla íntima y muy sincera, Diego Ramos habló de cómo pasó de ser un galán de telenovelas a un actor maduro en los últimos años, además de haber potenciado su rol como conductor.

En ese contexto, hizo un balance del año de La Puta Ama, el programa que conduce junto a su gran amiga Florencia Peña, en la pantalla de América, y que fue muy cuestionado principalmente en el comienzo.

“El programa no arrancó de la mejor manera, porque hubo mucha violencia, incluso mucha mezcolanza entre el programa y las personas. No sé sabía a quién estaban criticando, si al programa o a Flor, y todo fue porque el perfil de ella es combativo, que dice y hace lo que piensa”, comentó Diego en diálogo con Por si las Moscas, en La Once Diez.

Diego Ramos.

“Lo que hace Florencia, lo que hace Moria, lo que hago yo, puede gustar o no, creo que no hay que mezclar lo personal con lo artístico. Pero Moria dice cosas que en la boca de Florencia no hubieran pasado inadvertidas”, explicó.

Asimismo, también analizó el fenómeno de Gran Hermano. “Yo no me peleo con los realitys, pero lamento muchísimo que haya tan poca ficción, pero también entiendo que es una cosa carísima que no consume tanta gente. Entiendo que Gran Hermano atrajo al público de la tele, y al público que no era de la tele también lo trajo”, comentó Diego Ramos.

“Bienvenido sea eso porque los personajes que surgen de estos programas provocan lo que antes provocaba un personaje de telenovela, tal vez el amateurismo, tal vez la dosis de realidad son los elementos atractivos, pero hay que volver a pensar en una ficción que provoque eso”, explicó el actor.

Diego Ramos.

No obstante, aclaró que la ficción se sigue viendo, porque las plataformas tienen mucho éxito, pero que hay que analizar qué pasa con las producciones nacionales. “Quiero ficción, porque es necesaria también para hablar de nuestra cultura”, sostuvo Ramos.

“De todas formas, me gusta mucho conducir y entrevistar, pero cuando me llaman, me llaman para hacer siempre comedia disparatada y hace de gay disparatado, creo que ahora no me van a llamar para otra cosa, porque se mezcla la vida, el perfil de una persona con la ficción y a las pruebas me remito”, cerró el actor.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?