Juana Repetto contó cuáles son las discusiones con su marido sobre la educación de sus hijos

Juana Repetto contó cuáles son las discusiones con su marido sobre la educación de sus hijos

La hija de Nicolás Repetto explicó las complicaciones que surgen para coordinar con Sebastián Graviotto.

MDZ Show

MDZ Show

Juana Repetto adoptó hace muchos años un perfil diferente en lo público, principalmente desde que se convirtió en madre de Toribio. La actriz viró sus mensajes y sus temáticas en las redes sociales a todo lo relacionado con el universo de la crianza de los niños y ahora sorprendió con una revelación sobre su pareja.

La hija de Nicolás Repetto se expresa con asiduidad, prácticamente todos los días con circunstancias entrelazadas a la educación, a la alimentación consciente para los pequeños, a las características de los establecimientos educativos e incluso a las dinámicas de las comunidades de padres y madres.

En las últimas horas, Juanita abordó una consulta de un seguidor y así se zambulló de lleno en la problemática que late en su matrimonio con Sebastián Graviotto, que se vincula con las distintas miradas de cada uno respecto al modo de enseñanza que desean para los dos niños.

En esa herramienta de Instagram que utiliza mucho para armar un feedback con los usuarios, Repetto recibió una pregunta de un internauta, que abría un debate, dado que le escribió: “No me gusta la forma de paternar de mi pareja, no abre la cabeza, ¿cómo congeniar?”.

Eso activó la confesión de Juana, que no dudó en clarificar que vibra una discordancia en su pareja también y explicó con lujo de detalles las diferencias. “Es dificilísimo”, aseguró. Para luego profundizar: “Nosotros que venimos de crianzas absolutamente opuestas con nuestros hijos anteriores lo tenemos que laburar un montón. Cuesta”.

De esta manera, la hija de Reina Reech especificó que la coordinación de ideas se erige en una complicación prácticamente diaria con Sebastián, aunque también ya se ha expresado en otras ocasiones sobre las búsquedas de métodos de educación alternativas a los tradicionales.

En ese sentido, la semana pasada Juana contó: “Fue un año de pensar mucho, de recorrer colegios, de repreguntarme una y mil veces qué tipo de educación quiero para mis hijos y todavía no tengo la certeza sinceramente. Por suerte, todo indica que vamos a poder empezar en un cole que nos gusta”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?